Personaliza tu Fifa 20 como… Mourinho y el Inter de Milan 2009-2010

Personaliza tu Fifa 20 como… Mourinho y el Inter de Milan 2009-2010

junio 19, 2020 2 Por elrincondechava

El Inter de Milán vivió el 2010 como el mejor año de su historia, el año del triplete con la Copa de Italia, el Scudetto y la Champions League con la que Mourinho se despedía del equipo rumbo al Real Madrid después de dos años en San Siro. Así es el portugués. Mourinho aterrizó en San Siro en la 2008-2009 con una propuesta muy poco vistosa pero tremendamente eficaz en un cambio de ciclo después de cuatro años de éxitos de Roberto Macini. El que meta, gana. A eso jugaba Mourinho.Llegó a Italia, lo ganó todo y se fue. Lo echaremos de menos» dijo Arrigo Sacchi a la marcha del portugués. Tras su marcha el Inter volvió a la decadencia.

Tres años después de su llegada a Stamford Bridge, Mourinho era despedido del Chelsea. Abramovich, que le trajo del FC Porto con la Champions bajo el brazo, le mostró la salida. Mereció la Champions, convirtió al Chelsea del multimillonario ruso en un rodillo, pero no la consiguió. Sus problemas en el equipo londinense le llevaron al cese. Su destino fue un Inter de Milan que había encontrado en Roberto Mancini su solución a una larga época de decancia.


Publicidad

OFERTA VENTILADOR – Pro Breeze Ventilador de Torre Oscilante – 60W con Temporizador y Mando a Distancia, Oscilación de 70° y 3 Modos de Funcionamiento – Altura de 76 cm


Los 90 habían sido una mala época para el equipo italiano. Por San Siro habían pasado Lucescu, Roy Hodgson, Marcelo Lippi, Héctor Cúper o Zaccheroni, entre otro entrenadores. Y bajo su mando tuvieron lo mejor de la época. Ronaldo, Roberto Baggio, Zamorano, Seedorf, Jugovic, Vieri, Recoba, Pirlo, Cannavaro, Adriano, Simeone, Djorkaeff, Kanu, Figo… Sólo con Luigi Simoni el equipo levantó la UEFA 1998. Proyectos millonarios sin respuesta en las vitrinas. Con Roberto Mancini el equipo se recondujo. Tres Scudettos (2006-2007-2008) consecutivos. Sustituirle era complicado pero en su primer año al mando (2009) Mourinho levantaba el Scudetto -el cuarto consecutivo en San Siro- dando continuidad al equipo de Mancini. Pero su verdadera labor se notó en su segunda (2009-2010) temporada.

Se marcharon piezas importantes y Mourinho apostó por jugadores cuya estrella se había apagado. «Fichamos jugadores furiosos» reconoció Marco Branca, director deportivo. Eto’o, Sneijder, Milito, Lucio… Y con ellos, ante el Bayern de Munich y en el Santiago Bernabeu levantarían la Champions 2010 tras dejar en el camino al Barcelona de Guardiola. Hizo un equipo para ganar, no para gustar.

Mourinho armó un Inter radical, sólido desde la misma elección de los jugadores, muchos de ellos veteranos en busca de una oportunidad; bajo una mentalidad de sacrificio en todas las posiciones; eficaz en ataque y armados desde el 4-2-3-1. Un equipo basado en el orden defensivo que imponía Helenio Herrera. La posesión no le inquietaba. Tampoco las críticas por su falta de vistosidad.

En portería estaba clara la titularidad de Julio César. En defensa Samuel encontraría un nuevo compañero en el veterano Lúcio. Maicon viviría una de sus mejores temporadas. Su potencia le permitió abarcar toda la banda derecha. Chivu, en la izquierda, acabaría abriéndose un hueco.

Thiago Motta era un aplicado obrero en el centro del campo, pero las lesiones le cortaron la continuidad. Ahí apareció Zanetti. El capitán argentino era el lateral titular, pero su velocidad había ido desapareciendo al tiempo que ganó experiencia. Mourinho le transformó en mediocentro defensivo junto a Cambiasso, su ingeniero de campo. El argentino, que no encontró en el Madrid la paciencia de un equipo que seguía buscando a su nuevo Redondo, se destapó como un mediocentro de lo más completo. Capaz de defender y construir. Un ‘5’ clásico argentino sobre el que aguantar un equipo.

Y por delante de ambos el arquitecto de todo, el holandés Sneijder. El mejor jugador del 2010. Mourinho le convirtió en la pieza clave. Centrocampista total. El holandés, desde la posición del ’10’ era capaz de abarcarlo todo. Iniciaba la construcción, ayudaba en la distribución y llegaba al remate desde segunda línea. No era un virtuoso, pero sí un jugador eficaz.

Otra de las claves del equipo de Mourinho fue la capacidad de convencer a Eto’o y Pandev, delanteros centros, de ocupar las bandas, de sacrificarse en defensa y liberarse de la cal en ataque, donde Milito fue un definidor.

Una de las modificaciones que introdujo Mourinho en su 4-2-3-1 fue que la ocupación de las posiciones de MD-MI correspondió a Eto’o y Pandev, dos delanteros. La banda era su lugar de partida, pero no de finalización. Eto’o atacaba el área como un delantero. Dejaba el carril para Maicon, carrilero absoluto. De una línea de fondo a otra. Era extremo y defensor. Ello permitía a Eto’o buscar la diagonal hacia el área. Desequilibrio y ataque a los espacios que genera Diego Milito, ‘9’ de área. En banda contraria, equilibrio. El lateral, Chivu, contiene sus arrancada. Pandev trabaja más desde el área. En su caso prima ocupar las posiciones del extremo que de delantero.

En el engranaje Sneijder. Como MCO gozaba de libertad de movimiento en ataque. Organización y disparo. Siempre desde la eficacia. Si Mourinho tuvo a Deco en el FC Porto y Lampard en el Chelsea, en el Inter tuvo a Sneijder.

Por detrás dos MCD-MCD capaces de aguantar la posición. No hay ‘box to box’. No hay físico ni potencia, pero sí capacidad, inteligencia y sacrificio defensivo en Cambiasso, Motta y posteriormente Zanetti. Cuando el equipo tiene la posesión, pequeño paso adelante.

Se armó en momentos concretos José Mourinho desde una 5-2-1-2 interpretada desde el repliegue, la recuperación en campo propio y salida a la contra a partir de jugadores como Maicon o Sneijder.

Lateral de gran recorrido, resistencia y rol de falso extremo. Ocupación de banda hasta línea de fondo. Salida en velocidad y cierre de jugada con centro al área o remate a puerta. El otro lateral equilibra el centro del campo.

Sneijder lo ocupa todo. MCO de calidad. Manejo del pase y disparo. Movilidad en la salida, salida de balón, primer regate en la salida de la jugada y oportunidad de llegada a la frontal del área para el disparo.

Etoo y Milito, dos DC de perfil diferente. Milito, DC de área, rematador, de disparo fácil y sencillo. Etoo, delantero trabajador. Desmarque a banda, combinación en la jugada, velocidad en la diagonal y oportunidad en el remate. En ocasiones recuerda a un segundo delantero.

Instrucciones de Jugador, tipos de jugador y Táctica Personalizada

Buscaba Mourinho el equilibrio defensivo, el orden y el sacrificio defensivo. Pocas ocasiones pero mucha efectividad. No hay posesión.

  • DFC-DFC

Básicos.

  • LI-LD

Dos laterales y dos funciones distintas.

El LI tendrá como instrucciones Quedarse atrás al atacar.

El LD, puesto que ocupaba Maicon, más potente, Ataque equilibrado e incluso Unirse al ataque y Avance.

  • MCD- MCD

Por defecto seleccionamos Defensa Equilibrada, Quedarse atrás al atacar, Intercepciones normales y Marcaje del centro. Uno de los ellos, el más defensivo, Distancia entre defensas.

  • MD-MI

Funciones diferenciadas.

El MI Quedarse en la banda, Esperar rechace y Desmarcarse buscando su presencia en la banda.

El MD lo ocupaba Eto’o. Busca el área. Tirar diagonales y Entrar al remate. Ambos Bajar a defender.

  • MCO

Sus instrucciones de juego predominantes serán Remate y Rechace, Libertad de Movimientos y Bajar a Defender para que en defensa ayude en el centro del campo.

  • DC

Hay dos formas de enfocar su trabajo. Como punto de partida Quedarse en el centro para que se mueva por la parcela central y Ataque Mixto.

Mourinho no quería la posesión. De inicio Balones largos hacia posiciones de ataque.

Anchura 6 de 10 y Jugadores en el área 4 de 10.

De inicio vamos a apostar un estilo defensivo Presión Constante con una anchura Anchura 5 de 10 para no dar espacios por dentro y situando el equipo en el centro del campo –Profundidad 6 de 10-.