Táctica 4-2-3-1

Táctica 4-2-3-1

Hasta la irrupción de Mourinho la 4-2-3-1 era una formación muy poco desarrollada, entendida como una variante tanto de la 4-4-1-1, con un segundo delantero haciendo de enganche, e incluso la 4-4-2 cuando uno de los delanteros ejercía de falso 9 y se descolgaba. Sin embargo la irrupción del entrenador portugués en el fútbol internacional, su fijación por este dibujo y los éxitos logrados con el mismo provocó el cambio. Desde entonces la 4-2-3-1 se ha convertido en una táctica con mucha personalidad, equilibrada, que permite generar situaciones tanto de superioridad en ataque como en defensa y con capacidad de adaptarse a multitud de estilos de juego -defensivos u ofensivos- en función de los jugadores elegidos. Útil tanto para el juego en posesión como el directo, para el repliegue en defensa como la presión alta.



En un inicio FIFA dibujaba este sistema con un DI en banda izquierda y un VOL (volante) en banda derecha, pero con el paso de las ediciones las posiciones de DI y VOL dejaron paso a las más naturales MI-MD. La defensa se forma por las cuatro posiciones básicas (LI-DFC-DFC-LD) y en el centro del campo una doble pareja de pivotes defensivos (MCD-MCD). Por delante el MCO y en el área el DC.

4-2-3-1 MCD-MCD Opción Básica

La 4-2-3-1 (2) se trata de una formación con un dibujo sólido sobre el campo gracias a su doble pivote, capaz de generar superioridad tanto en faceta defensiva como ofensiva en el centro del campo. Los MCD-MCD son los jugadores que darán personalidad a la 4-2-3-1. Es una de las elecciones a tener en cuenta a la hora de confeccionar este dibujo. Si eliges centrocampistas físicos o técnicos es una de las cuestiones a tener en cuenta.

Como punto de partida en El Rincón de Chava te aconsejamos optar por un equilibrio entre las dos figuras que conforman el doble pivote. Es decir, elegir un MCD físico y un MCD técnico. El primero será el que lleve el peso defensivo y físico del equipo, un box to box, la presión y la ocupación de espacios gracias a su mayor resistencia, técnica y físico. Su labor defensiva se llevará a cabo por potencia. La segunda figura será un MCD más técnico capaz de gestionar la posesión de la pelota en inicio de jugada y colaborar con el MCO en labores de construcción. Conseguiremos así una formación equilibrada en todos los aspectos, defensa y ataque.

4-2-3-1 MCD - MCD Pivote Físico y Defensivo

Una segunda opción es construir el doble pivote con dos jugadores de potencia. Hablamos de un centro del campo donde la creación y el toque pasan a segundo plano y el protagonismo lo toma el físico, la fuerza y la potencia. Una medular potente, de presión alta, despliegue, resistencia… La fuerza toma importancia sobre el pase corto y la pausa. El juego se hace más vertical, tanto en el pase como en el despliegue de ambos jugadores, ‘box to box’ capaces de abarcar amplios espacios del terreno de juego. La construcción queda exclusivamente en manos del MCO, que queda escoltado por los dos MCD-MCD.

Una variante que se ajusta a la perfección al ‘game play’ que presenta Fifa 21, donde los jugadores de físico son mucho más relevantes. Un estilo en el que el despliegue llega acompañado desde las badas, donde los MD-MI acompañan en ese juego de ida y vuelta.




Una tercera variante es optar por una doble pareja MCD-MCD donde ambos jugadores sean técnicos. En este caso ambos jugadores serán creadores de juego. Hablamos de un centro del campo que, unido al MCO, da como resultado un estilo de juego basado en la posesión, la pausa y el pase corto.

4-2-3-1 MCO

Y tras la elección del doble pivote, elegimos el MCO, el protagonista del ataque. El mediocentro ofensivo se trata de la figura destacada sobre el terreno de juego. En sus botas está la creación de oportunidades pero también la finalización. Su zona de operaciones, en el balcón del área, no sólo se traduce en pases y asistencias, sino también de oportunidades de disparo e incluso de internadas al área para finalizar jugadas. Con dos MCD-MCD a sus espaldas el ’10’ debe centrarse en la parcela ofensiva y creadora. Apostar por un MCO de nivel es una de las apuestas más importantes cuando se selecciona esta formacion.

En función de nuestro estilo de juego, nuestro MCO. Podemos apostar por un MCO creador, dominador del último pase. Un jugador con visión de juego que haga posible la creación de oportunidades. Un jugador para buscar la última asistencia gracias a su dominio del pase y la visión, y de su capacidad de conducción del balón, control y regate para generarse los espacios.

Otra de las elecciones puede ser un MCO más llegador y finalizador. En este caso hablamos de un mediapunta que completa al delantero, que puede sacar partido a cuestiones como la definicion, tiros lejanos o regates que en muchas ocasiones funciona como un segundo delantero, entrando con fuerza en el área desde segunda línea. Un goledor encubierto.


Ejemplo de un MCO con capacidad de llegada. Inicia jugada en el centro del campo y la culmina, tras aclarado y pase del DC, en posición de disparo a puerta




Instrucciones de Jugador, tipos de jugador y Táctica Personalizada

Esta táctica y estilo de juego están pensadas para buscar un juego ofensivo, tanto en largo como en corto, con mucha amplitud de banda y verticalidad de sus MD-MI, pero sin olvidar al MCO como canalizador del último pase.

  • DFC-DFC

Instrucciones básicas.

  • LI-LD

Aunque es una formación con jugadores de banda como los MD-MI, la presencia de dos MCD cubriendo las espaldas nos animará a sumar jugadores por banda. Por ello Ataque equilibrado y Avance para que avancen hasta el mediocentro y llegado el caso puedan doblar a los MD-MI.

  • MCD- MCD

Por defecto seleccionamos Defensa Equilibrada, Quedarse atrás al atacar, Intercepciones normales y Marcaje del centro para mantener el equipo más compacto. Puedes elegir que uno de ellos -nunca los dos- se unan al ataque con Ataque Equilibrado.

  • MD-MI

Quedarse en la banda y Desmarcarse, lo que dará amplitud y verticalidad a nuestro juego. Bajar a defender y Esperar rechace.

También podemos escoger Tirar Diagonales y Remate y Rechace si queremos que jueguen por dentro.

  • MCO

Es el constructor de juego. Sus instrucciones de juego predominantes serán Remate y Rechace, Libertad de Movimientos y Bajar a Defender para que en defensa ayude en el centro del campo.

  • DC

Hay dos formas de enfocar su trabajo. Como punto de partida Quedarse en el centro para que se mueva por la parcela central y Ataque Mixto. Podemos buscar una mayor movilidad, eligiendo Vía de ataque equilibrada y Desmarcarse.

Estilo Ofensivo

Como punto arrancamos con un estilo ofensivo Equilibrado para alternar el toque en corto y el desplazamiento en largo.

Los dos MCD y el MCO nos dan fortaleza por dentro pero queremos sacar partido a los MI y MD por fuera. Por ello ensanchamos el equipo –Anchura 7 de 10– y rebajamos el número de efectivos a remate en el área –Jugadores en el área 3 de 10– dado que únicamente tenemos un DC.

Estilo defensivo

De inicio vamos a apostar un estilo defensivo Equilibrado buscando que sea el bloque el que marque presencia en el centro del campo. Los laterales nos darán la anchura del equipo en defensa –Anchura 6 de 10- y optaremos por un equipo situado en el centro del campo –Profundidad 6 o 7 de 10-.