Táctica 4-4-2 (2)

Táctica 4-4-2 (2)

Una formación tan clásica y básica como funcional y actual. Hablamos de la Táctica 4-4-2 (2), la alternativa que FIFA nos ofrece para construir la tan conocida 4-4-2 con dos centrocampistas defensivos (MCD-MCD) en su centro del campo. Una formación que nos permite e invita a jugar con un estilo vertical, directo, con poca construcción y pausa en el centro del campo, dando velocidad y protagonismo a los jugadores de banda. Una formación muy interesante para todos aquellos a los que les gusta jugar con centros al área y delanteros rematadores.




Posiciones

La Táctica 4-4-2 (2) se construye sobre una línea básica de cuatro defensas (LD-DFC-DFC-LI). Por delante de ellos una doble pareja de centrocampistas defensivos (MCD-MCD) escoltados en banda por los MD-MI. En la delantera, dos ‘9’ (DC-DC).

4-4-2 Ataque

Ataque

Sin jugadores sobre el césped como los MC MCO desde los que buscar la creación y el dominio claro de la pelota como principio ofensivo, en la Táctica 4-4-2 (2)  renunciamos como punto de partida a la posesión y apostamos por la verticalidad, el juego directo. Apostamos por las bandas. La primera y principal opción pasa por usar las bandas –imagen 1– como la mejor manera de alcanzar posiciones ofensivas.

Balones en largo, desmarques a la espalda de los laterales rivales y 1vs1 de nuestros MD-MI para alcanzar las inmediaciones del área rival –imagen 2–para lanzar el centro al área desde las bandas en busca del remate de cualquiera de los dos delanteros. Otra de las oportunidades de gol la ofrece la zona de la frontal -imagen 3- en la que, ante la ausencia de MCO o MC, puede ocuparla uno de los DC jugando como ‘falso 9’. Es un espacio que igualmente pueden buscar el MD-MI en jugada individual con disparo final desde la frontal.

Es interesante que para crear cierto desconcierto en tu rival, alternes la jugada por banda con la diagonal interior.




Presión Defensiva 4-4-2

Defensa

La Táctica 4-4-2 (2) nos ofrece un interesante equilibrio en defensa gracias a sus dos líneas de cuatro. Todos tienen obligaciones defensivas. Líneas muy juntas con apoyos cercanos y constantes entre compañeros. Todos deben colaborar en defensa.

Se puede aplicar una presión defensiva alta en la que -imagen 1- el equipo empuja desde atrás hacia adelante, desde los defensas a los delanteros buscando ejercer presión en el centro del campo e impidiendo la generación de juego del rival en la medular. Su punto flaco, balones largos a la espalda de la defensa, pases al hueco a la carrera del extremo o delantero y cansancio de los jugadores.

Otra opción diferente es la defensa en campo propio -imagen 3- en la que la defensa se coloca al borde del área pequeña. Esta opción defensiva permite al rival manejar el balón con relativa facilidad hasta la medular. En este caso los pases largos a la espalda de la defensa no son un peligro, pero se permite al rival generar fácilmente jugada.

La opción intermedia -imagen 2- en la que el equipo se coloca en el centro del campo a partir de la propia línea de centrocampistas. Desde El Rincón de Chava es la que recomendamos.




Táctica 4-4-2 (2) Centro del campo

Centro del campo

La Táctica 4-4-2 (2) tiene una de sus claves en la construcción del centro del campo, cuatro posiciones en las que la correcta elección de jugadores será sinónimo de éxito. Hablamos de los MD-MCD-MCD-MI.

En el centro del campo la formación vienen determinada por la pareja MCD-MCD. Jugadores de cualidades defensivas y físicas. No necesitamos grandes dominadores de la pelota sino dos jugadores capaces de desempeñar funciones de ‘box to boz’, lo que ofrecerá a nuestro centro del campo una gran fuerza y rendimiento. Esta formación apuesta por el juego directo y no por la construcción. Los pases y la posesión son secundarios.

Junto a ellos dos jugadores de banda capaces de ser verticales, rápidos y técnicos. Hablamos de jugadores rápidos con los que poder encarar al rival y lanzar el centro al área, pero también jugadores que nos aseguren un retorno a posiciones de defensa.




Instrucciones de Jugador, tipos de jugador y Táctica Personalizada para juego directo

Esta táctica y estilo de juego están pensadas para buscar un juego ofensivo muy vertical y directo, con amplitud de banda y verticalidad de sus MD-MI así como desmarque de los DC

  • DFC-DFC

Instrucciones basicas.

  • LI-LD

Al ser una formación con MD-MI con mucha presencia ofensiva, equilibraremos la aportación de los laterales al ataque. Por ello Quedarse atrás al atacar y Avance.

  • MCD- MCD

Defensa Equilibrada, Quedarse atrás al atacar, Intercepciones Normales, y Marcaje del Centro. Puedes elegir que uno de ellos -nunca los dos- se unan al ataque con Ataque equilibrado.

  • MD-MI

En defensa Bajar a defender. En ataque Quedarse en la banda, Desmarcarse y Esperar al rechace.

  • DC-DC

Dos delanteros, cada uno con una función. El primero de ellos Vía de ataque equilibrada y Falso 9, lo que nos ayudará en la salida del balón. El segundo de ellos Quedarse en el centro y Desmarcarse.

Estilo ofensivo

Estilo Ofensivo Balones en largo abriendo el juego siempre a las bandas

Queremos sacar partida a los MI y MD por fuera. Por ello ensanchamos el equipo –Anchura 8 de 10– y en el número de efectivos en el área –Jugadores en el área 5 o 6 de 10– buscamos una presencia clara de los DC.

Estilo defensivo

De inicio vamos a apostar un estilo defensivo Equilibrado buscando que sea el bloque el que marque presencia en el centro del campo. La anchura del equipo en defensa ya nos la proporciona los laterales y los MD-MI, por lo que mantendremos niveles equilibrados –Anchura 6 de 10- y optaremos por un equipo situado en el centro del campo –Profundidad 6 de 10–.