Marcello Lippi y la Juventus… Personaliza Fifa 22

Marcello Lippi y la Juventus… Personaliza Fifa 22

noviembre 14, 2021 0 Por soyChava

Es uno de los grandes de los banquillos. Hablamos de Marcello Lippi, el técnico italiano que marcó toda una época a los mandos de la Juventus, con la que dominó la Serie A y conquistó la Liga de Campeones 1996, y de la Selección de Italia, a la que hizo campeona del Mundo en 2006 en el Mundial de Alemania. El italiano, líbero en su etapa como jugador, marcó un estilo por su forma de entender el fútbol en su momento. «Creo en el fútbol de ataque» señalaba un entrenador que jugó al ataque alejándose del catenaccio y la robustez de otros técnicos italianos de la época como Trapattoni, Capello o Cesare Maldini. En Marcello Lippi y la Juventus… Personaliza Fifa 22 te explicamos cómo era el estilo de juego de Lippi y cómo jugaron sus equipos en aquella época para personalizar tu equipo Fifa con sus característicos 4-3-1-2 y su 3-5-2.

Puedes encontrar otros modelos tácticos reales reproducidos en Fifa en ‘La Pizarra de… Personaliza tu equipo Fifa 22’.

Marcelo Lippi y la Juventus

Trayectoria

En 1982 Marcello Lippi cambiaba los terrenos de juego por los banquillos. Comenzó en las inferiores de la Sampdoria. Siete años después debutaba en la Serie A con el Cesena. Su paso por el Nápoles (1993-94) fue clave en su carrera. Su clasificación para la Copa de la UEFA llevó a que muchos se fijaran en él. Entre quienes le llamaron, la Vecchia Signora, donde viviría una de las mejores etapas (1994-1999). Cinco temporadas consecutivas, 3 títulos de la Serie A, la Intercontinental, la Supercopa de Europa, y sobre todo la Liga de Campeones 1996 ante el Ajax de Louis Van Gaal, entonces uno de los mejores equipos del viejo continente y que con jugadores como Van der Sar, Frank de Boer, Litmanen, Davids, Finidi, Kanu o Kluivert había conquistado un año antes –1995– la Champions ante el todopoderoso AC Milan de Fabio Capello.

Pero es que por aquellos tiempos por Turín, como por el fútbol italiano, pasaron los mejores. A lo largo de sus cinco años pudo entrenar a jugadores como Peruzzi, Torriceli, Di Livio, Conte, Roberto Baggio, Ravanelli, Ferrara, Del Piero, Zidane, Deschamps, Boksic o Inzaghi, entre otros muchos. Qué época. Conquistó la Juventus la Liga de Campeones 1996 pero pudieron ser más. Porque hasta tres finales consecutivas disputó la Juventus de Lippi, uno de los mejores equipos de Europa. Ganó la de 1996 ante el Ajax. Perdería la final de la Champions 1997 ante el Borussia Dortmund y la final de la Champions 1998 ante el Real Madrid. Y en ambas era el gran favorito.

Tras su paso por Turín, una temporada (1999-2000) en el Inter antes de volver de nuevo la Juventus en una segunda etapa (2001-2004). Dos nuevos Scudetto. A partir de ahí la Selección de Italia a la que hizo campeona del Mundo en 2006 en el Mundial de Alemania antes de su retiro dorado en China. Se lo había ganado.



Marcelo Lippi y la Juventus

Su estilo y dibujo

Espíritu competitivo, unidad, compromiso y por encima de todo el concepto de equipo. «No es necesario tener a los mejores jugadores de fútbol, sino a los mejores jugadores de equipo» señalaba el técnico italiano. Cuatro pilares sobre los que entender el estilo de juego de un entrenador al que no le gustaba ceñirse a una única formación. Se apoyó principalmente en la 4-3-1-2, pero mutuaba con asiduidad a 4-4-2, 4-3-3 con tres delanteros, 3-5-2… «Quiero que mis equipos tengan una defensa y un centro del campo bien organizados y dos o tres jugadores arriba que tengan la técnica y creatividad para crear gran cantidad de ocasiones de gol«. Lippi siempre insistía, la jugada debía acabar en ocasión de gol.

Con estas premisas, Lippi construyó su Juventus principalmente sobre una 4-3-1-2 con la que levantó la Liga de Campeones -Champions- con un once titular que comenzaba en portería con Peruzzi y que se hacía fuerte en defensa con una línea de cuatro con Ferrara y Vierchowod como centrales y Torricelli y Pessoto en los laterales. Centrales fuertes y laterales muy defensivos. Deschamps ejercía de centrocampista defensivo y le escoltaban Conte y Sousa/Di Livio. Del Piero ejercía de ’10’ y Ravanelli y Vialli de delanteros centros.

 

En ataque

Situados sobre una 4-3-1-2 de base, Marcelo Lippi apostaba por tres centrocampistas puros para el centro del campo. En el francés Deschamps encontró uno de sus jugadores predilectos. El centrocampista francés, líder del Olympique de Marsella campeón de Europa, era el ancla del equipo. En ataque daba un paso atrás para situarse cerca de los centrales. Con este movimiento no sólo facilitaba una primera línea de pase y salida de balón, sino que al posicionar una línea de tres facilitaba a los laterales abrirse, dando anchura al equipo, y avanzar posiciones hasta el centro del campo.

Clave era la posición del enganche. Empezó en la posición de ’10’ Del Piero, un segundo delantero, y con el paso de los años la ocupó Zidane, un mediapunta clásico. En ambos casos era la misma función. El jugador se ofrecía en salida de balón pero avanzaba en profundidad, como un delantero. Pase y remate, ambas funciones. Aprovechaba los espacios que generaban los dos delanteros. Lo hacían inicialmente Ravanelli y Vialli y después Del Piero e Inzaghi… No importaba. El movimiento era el mismo. En defensa cerraban posiciones por dentro pero en ataque se desmarcaban hacia los costados. Mucha movilidad para generar tensión y falta de referencias a los rivales.

El equilibrio era fundamental. Siempre había un orden. Conte y Di Livio, con su papel en el centro del campo, ayudaban a ello. Que a sus órdenes estuvieran jugadores entonces entre los mejores del mundo lo hacía más sencillo. Pero era un estilo de juego donde el ataque era tan importante como la defensa. Los centrales eran de primer nivel. Jugadores rápidos al corte en un equipo que en fase ofensiva subía posiciones pero que no ejercía presión alta.

Instrucciones de Jugador y Táctica Personalizada para Marcello Lippi y la Juventus… Personaliza Fifa 22

En este caso vamos a tratar de emular a la Juventus 1996 y su habitual 4-3-1-2.

  • Vierchowod – Ferrara

Avance y conservar posición

  • Pessotto-Torricelli

De inicio Ataque equilibrado y Avance.

  • Deschamps

Quedarse atrás al atacar -incluso Distancia entre defensas-, Conservar la posición, Esperar rechace, Intercepciones Normales y Marcaje del centro.

  • Conte-Di Livio

Quedarse atrás al atacar, Esperar Rechace, Intercepciones normales, Conservar la posición y marcaje de las bandas.

  • Del Piero

Libertad de Movimientos, Remate y rechace, Intercepciones Normales y Apoyo defensivo básico

  • Ravanelli – Vialli

Abrirse a las bandas y Desmarcarse.

Ataque

Partimos de inicio de un Plan de Juego Equilibrado. En Creación de Oportunidades Equilibrado de partida porque la finalización de jugada podía ser con centros o pases al hueco. Anchura 7 u 8 de 10 y Jugadores en el Área 5 o 6 de 10.

Defensa

Estilo defensivo será Equilibrado, Anchura 60 de 100 y Profundidad 45 de 100.

Marcello Lippi y la Juventus

Onde tipo. Juventus 1998

Otro de sus grandes equipos llegaría poco después. Esta vez en 3-5-2 con el que sacar el máximo partido al vestuario que poseía. Así jugó en la final de la Champions ante un Real Madrid organizado entonces en 4-3-1-2 con Raúl como ’10’ y Mijatovic y Súker en el frente de ataque. Seguía Peruzzi en portería, Torricelli, Iuliano y Montero eran los centrales, Di Livio y Pessoto en los laterales, Deschamps y Davids como centrocampistas, Zidane de enganche y Del Piero e Inzaghi  en la delantera.