Táctica 3-5-2

Táctica 3-5-2

Para los que gustan arriesgar en defensa y buscar la posesión como fórmula de ataque, os sugerimos el 3-5-2, una formación que permite jugar con una gran amplitud de campo gracias a sus MD-MI, compacta en el centro del campo por la presencia de cinco centrocampistas e ideal si te gusta dominar los partidos desde la posesión. Formación que gana peso desde un juego en corto haciendo circular el balón entre las posiciones MCD-MCD-MD-MI-MCO.

Es una formación dirigida a disfrutar de un juego elaborado, lento y en corto que facilite a la hora de atacar la progresiva incorporación de los interiores y los pivotes defensivos desde la defensa al ataque. No es recomendable para jugar a la contra.

Como contrapartida, su debilidad defensiva, especialmente ante formaciones con extremos.

Se trata de una formación que descansa sobre 3 centrales (DFC-DFC-DFC) y dos centrocampistas defensivos (MCD-MCD). En bandas los MD-MI, jugadores que no sólo serán los responsables de dar amplitud al juego sino de equilibrar el ataque y la defensa. Por delante un mediocentro ofensivo MCO enganche con los dos delanteros (DC-DC).

La diferencia entre la 3-5-2 y la 3-4-1-2 es que la primera de ellas usa dos MCD mientras que la 3-4-1-2 está formada por dos MC en el campo, por lo que resulta más ofensiva y en defensa asume más riesgos.

Una formación definida por la amplitud

Aunque no tiene extremos, jugadores habitualmente usados para dar amplitud al juego, la 3-5-2 es una formación muy amplia gracias a la línea de centrocampistas y la presencia de los MD-MI tanto en defensa como en ataque. La ausencia de laterales obliga a los jugadores de banda a convertirse en ‘carrileros’. Presencia obligada en ataque y defensa junto a la cal. Debe ser una de sus virtudes. La amplitud, además del propio posicionamiento de los jugadores. Queremos un equipo muy abierto a las bandas.

En la 3-5-2 es importante cobra importancia el tridente que forman los MCD-MCD-MCO tanto para la creación como para la construcción. Son la base de la elaboración del juego.

Es importante contar con dos MCD dominadores en defensa. Necesitamos jugadores con atributos como intercepciones, precisión de cabeza, marcaje, robos de balón o entrada agresiva. Jugadores con capacidad alta de trabajo. Son los valores defensivos los que deben predominar. Dos MCD-MCD con alta resistencia que te ayuden a llevar el peso del equipo, el repliegue -box to box-, la presión y la ocupación de espacios gracias a su mayor resistencia, fuerza, agresividad, aceleración y velocidad.

Puedes optar por confeccionar el centro del campo con un MCD que domine más lo técnico. Estos te ayudarán a gestionar con mayor eficacia el dominio del balón, los segundos te ayudarán a gestionar el marcaje de los espacios, coberturas y repliegues en defensa.

Y con la elección del doble pivote, la elección del MCO, eje del ataque. Asegurada su espalda con dos MCD, y por delante con dos DC, buscaremos un ’10’ protagonista como creador de oportunidades. Será el jugador que vaya dando sentido a la jugada paso a paso. Buscamos un creador, un pasador con alta capacidad en visión de juego, control de balón, agilidad, posicionamiento o pases cortos. Atributos como la velocidad o la aceleración serán secundarios.

[wpvideo y5CUr5Z3]

Ejemplo de jugada, con DC referencia, generando espacio a su espalda y descargando a otro jugador, en este caso el MI, en jugada de gol

Instrucciones de Jugador, tipos de jugador y Táctica Personalizada

En este caso proponemos una táctica enfocada a la posesión, juego en corto, dominio de la pelota en zonas de centro del campo y mucho juego colectivo. En defensa, presión alta, agresiva e intensa, con riesgo a la espalda de los centrales. Amplitud de juego en ambos casos.

  • DFC-DFC-DFC

Los dos más veloces, en los laterales. El central más corpulento y con mejor juego aéreo, en el centro.

  • MCD-MCD

Sus instrucciones de juego serán Defensa Equilibrada, Quedarse atrás al atacar, Marcaje del centro e Intercepciones Normales. Podemos escoger Intercepciones Agresivas pero siendo conscientes de que el riesgo de perder la posición y quedar desprotegidos será muy alto.

  • MI-MD

Jugadores con ritmo de juego Alto/Alto para ayudar en el repliegue y el ataque por igual. Quedarse en banda, Bajar a defender y Desmarcarse. Aunque jugamos buscando la posesión, la opción ‘desmarcarse’ nos ofrece una salida vertical de balón. Puedes optar por Jugar en corto pero puede ser contraproducente dado que se reducen los espacios.

  • MCO

Sus instrucciones serán Libertad de movimientos, Bajar a defender y Esperar el rechace.

  • DC-DC

Con un MCO en campo, es interesante la presencia de dos DC de área. Por ello Ataque Mixto y Quedarse en el centro como punto de partida. Puedes optar porque uno de ellos tengan opción Desmarcarse.

Aunque nuestro objetivo es una presión fuerte, de inicio vamos a escoger un estilo defensivo Equilibrado. El motivo, no queremos que el equipo pierda la organización y el equilibrio. A partir de ahí, Anchura 8 de 10, para que nuestros centrales estén cerca de las bandas y Profundidad 8 o 9 de 10, buscando una presión con altura de campo.

Se trata de una táctica que tiene como riesgo los balones en largo a la espalda de los centrales.

Es la 3-5-2 una táctica para tener la posesión. Por ello optaremos por un estilo ofensivo Posesión que nos permita manejar el balón en pases cortos.

Con jugadores de banda -MI y MD- apostaremos por un equipo ancho –Anchura 8 de 10– para atacar muy pegados a la banda. No buscamos más jugadores en el área que nuestros dos delanteros –Jugadores en Área 4 de 10-.

En Córners 3 de 5 y Faltas 3 de 5.