Táctica 4-3-1-2

Táctica 4-3-1-2

Para muchos una táctica muy a la italiana, rocosa si el centro del campo se puebla de centrocampistas físicos. Para otros una táctica capaz de convertir la posesión en su mejor arma si la apuesta son centrocampistas técnicos. Hablamos de la Táctica 4-3-1-2, básicamente la misma formación que la 4-1-2-1-2 en rombo cerrado. La diferencia en FIFA es quela 4-3-1-2 se conforma con un MC como pivote central mientras que la 4-1-2-1-2 se construye con un MCD. Así puest hablamos de una formación ofensiva y sin pivote defensivo propiamente dicho.




Sobre el césped la Táctica 4-3-1-2 se organiza sobre una defensa de cuatro básica. Por delante un trivote (MC-MC-MC) que da paso al MCO. La formación la coronan la pareja de delanteros (DC-DC). Sin bandas, los carriles quedarán en manos de los laterales (LD-LI).

Formación del centro del campo

La clave en la configuración de la Táctica 4-3-1-2 está en la elección de los jugadores que ocuparán las cuatro posiciones del centro del campo. El estilo de juego y las características particulares de los jugadores escogidos deberán estar en consonancia.

Tres jugadores defensivos y un jugador creativo, dos jugadores creativos y dos jugadores defensivos, tres jugadores creativos y un jugador defensivo, cuatro jugadores creativos… Existen numerosas combinaciones posibles para configurar el rombo que forman las posiciones MC-MC-MC-MCO. Cada una de ellas conllevará un estilo de juego diferente.

Como punto de partida, el centro del campo básico estaría formado por cuatro jugadores que permitieran combinar lo defensivo, lo ofensivo, lo físico y lo técnico.




4-1-2-1-2 Rombo Cerrado Juventus

Dos jugadores creativos, dos jugadores físicos

La Juventus 2013-14 supo juntar uno de los mejores centros del campo en torno a una Táctica 4-3-1-2 con Pirlo, Marchisio, Pogba y Vidal, cuatro jugadores que combinaban a la perfección la técnica y el pase, gracias a Pirlo y Marchisio, con la fuerza, el despliegue físico y la capacidad defensiva que aportaban Pogba y Vidal.

En este caso la posición de pivote central la ocupaba el jugador más técnico de todos, Pirlo, responsable de la organización del juego del equipo desde la posición de pivote. Aunque alejado del área rival, entraba en construcción de jugada desde el primer pase y ganaba visión de juego. Todo el campo se mostraba de cara. Aunque ocupa la parcela central, no es el responsable de las labores defensivas.

El trabajo defensivo corresponde a los MC-MC que ocupan los costados. En estas posiciones se ubican Pogba y Vidal, dos ‘box to box’ capaces de llegar de área a área, de desplegarse ofensiva y defensivamente. Dos guardaespaldas. Y en el vértice del rombo Marchisio, un MC reconvertido a MCO, capaz de sumarse a la organización del juego pero también de aplicarse en defensa, dando mayor consistencia a todo el dibujo

Una configuración muy equilibrada que permite jugar tanto en posesión como en juego directo y vertical.

4-1-2-1-2 Rombo Cerrado PSG

Tres jugadores físico, un jugador creativo

Otro ejemplo de Táctica 4-3-1-2 es el centro del campo que llegó a presentar el PSG. En este caso hablamos de un centro del campo muy diferente, repleto de músculo, físico y capacidad defensiva.

En este caso la posición de centrocampista central la ocupaba un jugador defensivo y experimentado como Motta, un ‘stopper’ puro, escoltado desde las posiciones de MC-MC por Matuidi y Verrati. Así pues hablamos de tres centrocampistas defensivos, de rigor táctico, alta intensidad defensiva y despliegue. La capacidad creativa en todos ellos es secundaria.

Con tres de cuatro jugadores de corte defensivo, adquiere importancia la figura de un MCO creativo, en este caso Pastore. La construcción de la jugada pasa a tres cuartos del campo. La responsabilidad recae en el MCO. El equipo debe llevar la pelota a posiciones de Pastore para generar juego. El juego se vuelve vertical.

Un centro del campo así invita a una presión alta, una mayor verticalidad y menor toque en el centro del campo y mayor protagonismo del MCO en el ataque, que se suma a los DC-DC en el área rival.

4-1-2-1-2 Rombo Cerrado Real Madrid

Cuatro jugadores creativos

Una apuesta directa por la creación, la posesión y el balón a costa de perder físico, agresividad y capacidad defensiva. Así se puede calificar el centro del campo que formaba el Real Madrid con Kroos, Modric, James e Isco. Ningún pivote defensivo puro en el esquema, ningún jugador de físico y fuerza. Hablamos de centrocampistas e incluso mediapuntas reconvertidos, todos ellos de construcción y creación para dominar la pelota.

Todos los jugadores participan de la construcción de jugada, pase a pase y paso a paso. No hay ‘box to box’ ni ruptura de líneas por fuerza. La velocidad del juego dependerá de la velocidad del toque o el desmarque ocasional de los DC-DC.

Una apuesta para un estilo de posesión, de toque lento, libertad de movimientos entre posiciones centrales y mucho pase entre lineas. En defensa, presión contenida en campo propio. No hay físico.

4-1-2-1-2 Rombo Cerrado Barcelona

Un jugador defensivo, tres jugadores creativos

Una configuración ofensiva y equilibrada la encontraríamos en el ejemplo que supone el FC Barcelona con el posicionamiento de un delantero como Messi en la posición del vértice del rombo acompañado en los costados por Iniesta y Rakitic y un pivote defensivo a sus espaldas como Busquest. Un jugador defensivo en posición de MC, como pivote del equipo, y tres jugadores creativos.

Una formación para tener el balón y convertir al jugador que ocupa la posición de MCO en el protagonista de todo. Un MCO que se convierte en muchas situaciones en un ‘falso 9’ por sus movimientos y funcionalidad.

En cualquiera de los esquemas explicados el MCO es una pieza generadora de desequilibrio en la frontal del área, ya sea con un pase al hueco, la acción individual a través del regate, el disparo a puerta lejano o la finalización entrando desde segunda línea.




4-1-2-1-2 Rombo Cerrado DC-DC

Dos delanteros para rematar

Tras formar el centro del campo, la Táctica 4-3-1-2 se culmina con sus dos delanteros centros. Estamos ante una formación en la que será especialmente valorada la figura del delantero rematador. El juego lo ponen los centrocampistas, de los delanteros depende la definición. Jugadores de buena capacidad de finalización en el área, de remate sencillo tras pase al hueco entre los defensas. Dos jugadores eficaces, por encima de todo, en el disparo. La velocidad será secundaria.

4-4-2 Rombo Creacion de juego

La generación de juego parte desde el rombo, de la zona central -imagen 1- que forman los MC-MC-MC y el MCO. Los pases y la capacidad de combinar entre estas cuatro piezas es fundamental. El MCO -imagen 2- distribuye pero también puede sumarse a los delanteros. Dada la presencia de cuatro centrocampistas –imagen 3– el peso de la generación de juego puede recaer en todos ellos.

4-1-2-1-2-rombo-cerrado-movimientos

En la Táctica 4-3-1-2 las bandas –imagen 1– serán responsabilidad de los laterales. En defensa recibirán los apoyos de los MC-MC. En ataque se sumarán –imagen 2– hasta el centro del campo, siendo una alternativa más de apertura de juego en situaciones de creación. A partir de ahí podrán avanzar, siendo los jugadores que pongan el centro al área.




Instrucciones de Jugador, tipos de jugador y Táctica Personalizada

  • Dos centrales

Básicos. Al ser una formación con cuatro defensores no requieren de características especiales.

  • Dos laterales

Dado que es una formación sin jugadores de banda nos interesa su función ofensiva. Partimos de un ‘Ataque Equilibrado‘ si queremos una proyección más moderada o ‘Unirse al ataque‘ si queremos que lo hagan siempre. Como queremos que avancen junto a la línea de banda elegimos ‘Avance‘ en el tipo de carrera.

  • MC central

Anteriormente hemos analizado los tipos de ‘5’ por los que puedes optar. En cualquiera de los caso sus instrucciones de jugador básicas serán preferiblemente ‘Quedarse atrás al atacar’ para ser siempre la referencia de la medular, lógicamente ‘Conservar la posición’ y ‘Esperar al rechace‘ en consonancia con la primera de las instrucciones, ‘Intercepciones Normales’ y ‘Marcaje del centro’.

  • MC-MC

Como punto de partida apostamos por ‘Conservar la posición’ para que tus MC sean más posicionales y el juego de posesión más sencillo. También puedes optar por ‘Libertad de movimientos’. ‘Ataque Equilibrado’ para que en función del avance de la jugada les tengamos a nuestro alcance, ‘Esperar al rechace’ para contar con ellos en la frontal, y ‘Marcaje de las bandas’ para que sean los que echan una mano a los laterales en defender las bandas. Una vez compruebes cómo se mueven tus jugadores existe una opción más ofensiva que pasa por ‘Adelantarse’ para que tus MC sean más activos ofensivamente.

  • MCO

Es constructor de juego. Sus instrucciones de juego predominantes serán ‘Libertad de Movimientos’ y ‘Esperar rechace’ para que se mueva en la frontal. En defensa ‘Intercepciones Normales’ y ‘Bajar a defender’ para dar equilibrio al equipo.

  • DC-DC

Hay dos formas de enfocar su trabajo. Como punto de partida, ‘Quedarse en el centro‘, para que se mueva por la parcela central, y ‘Desmarcarse’ para que busque los espacios a la espalda de la defensa.

La otra opción es ‘Abrirse a las bandas’ y ‘Desmarcarse’ si queremos una mayor movilidad. Si optamos por esta opción sería conveniente en el MCO elegir la opción ‘Remate y rechace’ para internarse en el área aprovechando esos desmarques.

Estilo Ofensivo

Como punto de partida entendemos la Táctica 4-3-1-2 como una formación para jugar con el balón y desde la posesión dada su alto número de centrocampistas. Por ello optamos por un Estilo Ofensivo Posesión, buscando el toque en la zona del centro del campo. Si no nos sentimos cómodos lo modificaremos a Estilo Ofensivo Equilibrado si queremos abrir la puerta al juego largo, aunque no es una formación con efectivos para ello.

Tenemos una formación que se hace fuerte por dentro pero necesitamos dar espacio a nuestros MC en la gestión de la posesión. Por ello en ataque daremos una Anchura 7 u 8 de 10 para crear distancia y espacios entre los jugadores. Aunque tenemos dos DC podemos apostar por un valor bajo de centros al área –Jugadores en el área 4 o 5 de 10– para buscar la importancia de los MC y sus disparos desde fuera del área, aunque siempre con nuestros 2 DC disponibles en el área.

Estilo Defensivo

De inicio vamos a apostar un estilo defensivo Equilibrado. Trataremos de hacernos fuertes en el centro del campo. Por ello la Profundidad será de 6 a 8 sobre 10. Decidiremos el valor final allí donde veamos que nuestros MC se sienten cómodos en defensa y el equipo esté equilibrado. Los laterales y el marcaje de las bandas de los MC nos darán la anchura del equipo en defensa –Anchura 7 de 10-.