Táctica 4-3-3 (2) Fifa 22

Táctica 4-3-3 (2) Fifa 22

octubre 13, 2021 0 Por soyChava

Nos ofrece FIFA un amplio elenco de formaciones dentrBo de la variante 4-3-3. Hablamos de la 4-3-3, 4-3-3 (2), 4-3-3 (3), 4-3-3 (4) y 4-3-3 (5). En este caso hablamos de la variante más utilizada tanto en el fútbol real como en el propio FIFA, la Táctica 4-3-3 (2) Fifa 22, la variante cuyo centro del campo se se estructura sobre un pivote defensivo (MCD) y dos volantes interiores (MC-MC). De todas las variantes, la más equilibrada de todas. Una formación para jugar con mucha profundidad y velocidad a través de sus dos claros protagonistas, los extremos. En Táctica 4-3-3 (2) Fifa 22 te explicamos cómo desarrollarla.

Puedes consultar otras tácticas en Guía de Tácticas y Formaciones Personalizadas Fifa 22

Posiciones

La Táctica 4-3-3- (2) es una formación que forma en defensa con cuatro jugadores (LI-DCF-DFC-LD) y un centro con un pivote defensivo (MCD) y dos centrocampistas (MC-MC). En ataque los extremos (ED-EI) y el delantero centro (DC).

 Táctica 4-3-3 (2). Opciones Ofensivas

Movimientos ofensivos

La Táctica 4-3-3 (2) desarrolla su juego ofensivo a partir de la verticalidad y la profundidad gracias a sus dos extremos. Dos jugadores (EIED) que son protagonistas en nuestro esquema. Su vía principal –imagen 2– de actuación será la banda, su espacio natural. Balones al espacio que les permitan correr bien hacia la línea de fondo, bien hacia el área en diagonales en busca del gol. Desde segunda línea se pueden incorporar los MC-MC, ya sea en movimientos directos hacia la frontal –imagen 2– o con libertad de movimientos –imagen 3– por la frontal.

Cuando la jugada pierde la profundidad y toca la gestión del balón y la posesión, los laterales (LD-LI) pueden ser –imagen 1– de gran ayuda en la ocupación de espacios en las bandas.

Extremos (ED-EI), protagonistas

En la Táctica 4-3-3 (2) los extremos (ED-EI) pueden desarrollar su juego pegados a la cal, en diagonal al área o con una libertad de movimientos que les permitan ambas cosas. Una decisión en la que tendrá mucho que ver tu estilo propio de juego pero lo recomendable es que saques todo el partido posible a los extremos en velocidad y en banda.

En lo movimientos que quieres que realicen tus ED-EI también puede intervenir el estilo de juego de tu delantero centro. Si juegas con un ‘9’ tanto de área como de desmarque al espacio, lo recomendable es que los jugadores ocupen las bandas. Si optas por un estilo de delantero que se desenvuelve como ‘falso 9’, puedes buscar que tus extremos busquen con diagonales al área, aunque si quieres optar por este estilo de juego, recomendamos la Táctica 4-3-3 (5).

Táctica 4-3-3 (2) MC-MC

El papel de los centrocampistas (MC-MC)

Son los extremos los protagonistas pero hay otras dos piezas en la Táctica 4-3-3 (2) que nos permiten conformar nuestro estilo de juego, los centrocampistas (MC-MC), dos jugadores secundarios pero a los que podemos dar un interesante papel. Existen múltiples combinaciones para el centro del campo, tantas como centrocampistas existen, pero nosotros os aconsejamos una configuración, y es la dombinar un MC más posicional y otro MC de mayor ocupación de espacios. Dicho de otro modo, un MC que conservará la posición y que nos puede ayudar tanto en tareas defensivas como en construcción de jugada, y un MC ‘Box to Box’, más físico y contundente, que dará un paso adelante en ataque para romper líneas pero con resistencia para ocupar espacios en defensa.

Táctica 4-3-3 (2). MC-MC

El ataque en la Táctica 4-3-3 (2) se desarrolla a través de los extremos, pero cuando no hay opción ni oportunidad a correr al espacio deben entrar en escena los MCMC, dos piezas claves a la hora de desarrollar la jugada cuando tenemos el balón y no podemos correr con los extremos. Así los MC-MC desarrollarán su labor ofensiva -imagen 1- en un triángulo imaginario que se focaliza hacia la frontal del área, donde los interiores tienen la capacidad para llegar desde segunda línea, disparando a puerta –imagen 2– o distribuyendo el pase -imagen 3- a posiciones de delantero y extremos.


Los MC-MC pueden tener un valor muy especial en la búsqueda del gol cuando la jugada a través de los extremos no encuentra el camino deseado. Hablamos de jugada en ruptura del centrocampista atravesando líneas hasta alcanzar posiciones de remate a puerta. Orden de desmarque al MC con la jugada en tres cuartos, generación de espacio por parte del DC y asistencia al hueco a la carrera entre los centrales rivales, fuera de sitio, para remate a puerta.


A la hora de ocupar las posiciones de MC en el centro del campo una de las opciones es usar dos mediocentros ofensivos (MCO-MCO). Se trata de una apuesta arriesgada que puede generar problemas en defensa. Los MC-MC no sólo se encargan de construir, sino que son los encargados de dar la cobertura y apoyo a las bandas para no sufrir situaciones de 2vs1 en los laterales. Apostar en estas posiciones por situar dos jugadores tan creativos -Pase Corto, Pase Largo, Regate, Control, Visión- es una opción que únicamente recomendamos si quieres un juego de mucha posesión, de mucho pase al hueco desde la medular y con jugadores de alta capacidad para saltar líneas con el regate.

 

4-3-3 Opciones Defensivas

En defensa

La Táctica 4-3-3 (2), como la 4-3-3 (1) desarrolla su faceta defensiva a partir del trivote en el centro del campo. Con la 4-3-3 (2) puedes elegir una presión alta –imagen 1– en la que el trivote se sume al tridente ofensivo, buscando ahogar al rival de mediocampo hacia adelante, o una presión en campo propio –imagen 2– en la que liberarás a los tres atacantes de labores defensivas y en la que esperarás al rival en tu centro del campo. Los MC deberán ser los responsables de volcarse hacia las bandas para impedir un 2vs1 contra los laterales.

La opción más recomendable es una presión en bloque medio en la que los extremos y el delantero corten la salida de balón del equipo rival.

Instrucciones de Jugador y Táctica Personalizada para la Táctica 4-3-3 (2)

La Táctica 4-3-3 (2) es una formación pensada para jugar en verticalidad, con poca pausa y mucha presencia de los extremos en cada una de las jugadas.

  • DFC-DFC

Conservar la posición y Quedarse atrás al atacar

  • LD-LI

De inicio Quedarse atrás al atacar y Avance.

Si quieres un punto más alto para tus laterales, Ataque equilibrado y Avance.

  • MCD

Cortar líneas de pase, Quedarse atrás al atacar, Intercepciones Normales, Marcaje del centro y Conservar la posición.

  • MC-MC

Vamos a diferenciar dos funciones.

Quedarse atrás al atacar, Esperar rechace, Intercepciones normales, conservar la posición y marcaje de las bandas.

Ataque equilibrado, Esperar rechace, Intercepciones normales, Libertad de movimiento y marcaje de las bandas.

  • ED-EI

Apoyo defensivo básico, Intercepciones Normales, Quedarse en banda, Desmarcarse y Remate y rechace si queremos que permanezcan fuera del área. Entrar al remate si queremos que busquen más el área.

  • DC

Intercepciones Normales, Quedarse arriba, Quedarse en el centro y Ataque Mixto. Si nuestro DC es un delantero rápido, mejor Desmarcarse.

Ataque

Como punto de partida de esta Táctica 4-3-3 apostaremos por un Plan de Juego Balones largos para buscar desde el inicio de la jugada las posiciones de desmarque de los extremos. También se adapta bien a un Plan de Juego Equilibrado.

En Creación de Oportunidades, entre Equilibrado para adaptarnos a todos los estilos o Pase Dirigido si jugamos en velocidad.

Queremos una formación amplia para aprovechar a los extremos y abrir espacios desde la banda –Anchura 8 o 9 de 10– y Jugadores en el área 3 o 4 de 10– dado que únicamente contamos con un DC y en alguna ocasión puede entrar algún extremo.

Defensa

De inicio vamos a apostar un estilo defensivo Equilibrado buscando situarnos en el centro del campo. Para que funcione mejor Profundidad 45 a 60 de 10 y dado que no tenemos MD-MI y los extremos pueden quedarse arriba enganchados, Anchura 43 a 60 de 100 para facilitar las ayudas y coberturas de banda de los MC, aunque ello puede generar espacios entre centrales y laterales. Como la profundidad, ajusta al gusto.