Queiroz y el Real Madrid de los Galácticos 2003-04… Personaliza tu Fifa 21

Queiroz y el Real Madrid de los Galácticos 2003-04… Personaliza tu Fifa 21

abril 12, 2021 4 Por soyChava

Se le llamó el Real Madrid de los Galácticos, un equipo que estaba llamado a marcar una época. Pero lo que empezó siendo un cuento de hadas acabó como una pesadilla. Era la temporada 2003-2004 y en el estadio Santiago Bernabeu aterrizaba David Beckham, el futbolista más mediático de la época. Llegaba para unirse a un vestuario liderado por Raúl, Ronaldo, Figo, Zidane, Roberto Carlos y Casillas. Pura dinamita. Pero el proyecto con el que soñaba Florentino Pérez y que arrancó como un tiro, explotó por los aires. Al frente se situó Carlos Queiroz, hasta entonces segundo entrenador en el Manchester United de Alex Ferguson y apuesta personal del presidente tras destituir, un día después de ganar la Liga 2002-03, a Vicente del Bosque. En Queiroz y el Real Madrid de los Galácticos 2003-04… Personaliza tu Fifa 21 te contamos cómo fue aquel equipo y cómo jugaba. Un modelo de 4-1-2-1-2 para tu FIFA.




Vicente Del Bosque había devuelto al Madrid a la senda del triunfo. Dos título de Liga, una Supercopa, pero sobre todo dos Champions, una Supercopa de Europa y una Copa Intercontinental. En plena espiral de triunfos, Florentino Pérez quiso promover un cambio de ciclo. Despidió a Del Bosque y le dio el mando a Carlos Queiroz en busca de un estilo de fútbol más moderno. El Real Madrid se ponía en manos de un entrenador de escaso bagaje y dudoso currículo. Había fracasado con la Selección de Portugal, a la que no clasificó para el Mundial de 1994, y pasó sin pena ni gloria por el Sporting de Lisboa. El agente Jorge Mendes le hizo un hueco como segundo entrenador en el Manchester United, y de ahí, y junto a Beckham, puso rumbo al Santiago Bernabeu con una consigna, juntarlos a todos sobre en el césped. Comenzaba así el llamado Real Madrid de los Galácticos.

Once Inicial Real Madrid 2002-2003

Once Tipo

Para colocarlos a todos sobre el campo Queiroz apostó con un rombo clásico en 4-1-2-1-2. La defensa estaba clara. Con Casillas en portería, Roberto Carlos y Salgado serían los laterales y Raúl Bravo y Helguera los centrales. Por delante colocó a Cambiasso. No era el plan inicial. El argentino estuvo en venta todo el verano, pero el que se marchó fue Makelele rumbo al Chelsea. El Real Madrid se quedó sin músculo, sin el jugador capaz de abarcarlo todo, de correr por todos. Con la marcha del francés comenzó a fraguarse el descalabro, aunque entonces no lo sabían.

Porque por delante colocó a Figo en la banda izquierda, Beckham a la derecha, Zidane en mediapunta y Raúl y Ronaldo en delantera. El resultado fue un gigante con pies de barro. Había un enorme potencial ofensivo, pero el equipo estaba desequilibrado.

La falta de rotaciones -únicamente Guti entraba en la rotación- acabó por hacer el resto. El Madrid comenzó como un tiro, con un caudal de futbol ofensivo, pero terminó desfondado, sin gasolina. Apenas 12 jugadores contaban para un entrenador que vio esfumarse una liga que lideraba con autoridad -acabó cuarto- y caer de manera inesperada en una Champions en la que le eliminó el Mónaco en el Parque de los Príncipes cuando lo tenía todo a favor. La debacle fue mayúscula, aunque el Real Madrid de los Galácticos quedó para el recuerdo.




 

En ataque

La propuesta de Queiroz era claramente ofensiva (sobre un clásico 4-1-2-1-2) pero le faltaba músculo, físico y equilibrio en lo defensivo.

Con Casillas en portería y Raúl Bravo y Helguera de centrales, Roberto Carlos y Salgado eran dos laterales de enorme recorrido y proyección ofensiva. Ambos se unían al ataque siempre, doblaban al centrocampista y alcanzaban posiciones de centro al área.

Cambiasso era el único jugador responsable del equilibrio. Demasiado terreno para un ‘5’ capaz de destruir y construir por igual pero cuyo físico no alcanzaba a cubrir tanto terreno. El argentino, como demostraría en el Inter, tenía una enorme calidad, pero no era Makelele, entonces ya en el Chelsea. Por delante el argentino Zidane, al que Queiroz quería cerca del área y de los delanteros, donde su calidad hacía daño a los rivales. Si Del Bosque le había reubicado en la izquierda, el portugués le devolvió al enganche.

Las bandas eran para Figo y Beckham. El inglés se pegaba a la cal en inicio de jugada, el portugues, a pierna cambiada, buscaba más las diagonales. En zona de ataque Raúl ejercía de ‘falso 9’, moviéndose por todo el frente, aportando espacios, movilidad, desmarques y pases. Ronaldo era el ejecutor.




Instrucciones de Jugador y Táctica Personalizada

Son muchos los jugadores en Fifa que emplean el 4-1-2-1-2. Queiroz buscaba un equipo con despliegue de los jugadores de banda en ataque y función de falso 9 de uno de los delanteros. En defensa, repliegue, aunque sin jugadores con predominancia de físico no había presión tras pérdida ni robo en campo rival.

  • Helguera – Raúl Bravo (DFC-DFC)

Instrucciones de jugador por defecto.

  • Roberto Carlos – Michel Salgado (LI-LD)

Aún a riesgo de desequilibrar el equipo, Queiroz quería que los laterales se comportaran como carrileros. Por ello sus instrucciones serán Unirse al atque y Avance.

  • Cambiasso (MCD)

El problema del equipo de Queiroz es que no había un MCD físico, capaz de abarcar todo el campo, lo que generaba problemas. Sus instrucciones Quedarse atrás al atacar, Defensa equilibrada, Intercepciones Normales y Marcaje del centro.

  • Zidane (MCO)

El MCO era tan pasador como llegador. Remate y Rechace, Intercepciones Normales, Libertad de posición y Bajar a defender.

  • Beckham (MD)

Quedarse en banda, Bajar a defender, Esperar el rechace y Apoyo Equilibrado.

  • Figo (MI)

Tirar diagonales, Bajar a defender, Esperar el rechace y Apoyo Equilibrado.

  • Raúl (DC)

Vía de ataque equilibrada y falso 9.

  • Ronaldo (DC)

En el otro caso Abrirse a las bandas y desmarcarse.

Estilo defensivo

Estilo defensivo Equilibrado ayudando con ello a que se sume el MCO. Para darle continuidad buscaremos que el equipo se posicione en campo rpopio –Profundidad 5 de 10–y trataremos de dar solidez juntando líneas y jugadores con una Anchura 4 de 10.

Estilo ofensivo

El Real Madrid estaba construido para tener la posesión pero en campo rival. Por ello buscaremos un estilo equilibrado que nos permita una transición más rápida que el estilo posesión. La anchura del equipo en ataque nos la ofrecen los laterales y los propios jugadores en banda. Anchura 6 de 10 para no alejar demasiado a los MD-MI del MCO. Jugadores en el  área 4 o 5 de 10.

En Córners 3 de 5 y Faltas 3 de 5.