Rijkaard y el FC Barcelona 2006… Personaliza tu Fifa 21

Rijkaard y el FC Barcelona 2006… Personaliza tu Fifa 21

marzo 20, 2021 0 Por soyChava

Posiblemente sea uno de los entrenadores más infravalorados de los últimos años y sin embargo el resurgir del FC Barcelona fue obra suya. Para poder hablar del Barcelona de Pep Guardiola es necesario hablar antes de Frank Rijkaard. El entrenador holandés llegó en 2003 sin hacer ruido y se marchó abriendo una nueva era para el club blaugrana y dejando un importante legado no sólo en forma de títulos sino de manera de trabajar y jugadores. Dos ligas (2005, 2006), dos Supercopas de España (2005, 2006) pero en especial la Champions del 2006 ante el Arsenal devolvía al primer plano europeo a un club que desde 1999 no ganaba ningún titulo. Su apuesta por el 4-3-3, un fútbol ofensivo propio de la escuela holandesa y un equipo con Etoo, Deco y en especial Ronaldinho lo hicieron posible. En Rijkaard y el FC Barcelona 2006… Personaliza tu Fifa 21 te contamos cómo fue aquel estilo y te damos las claves para reproducir en tu FIFA su 4-3-3.




Trayectoria y estilo

Pasaba por momentos complicados un FC Barcelona que desde 1999 no conseguía ganar ningún título y, lo que era aún peor, se encontraba en una absoluta indefinición tanto en los despachos como en el césped, donde el golpe de efecto de Florentino llevándose a Figo al Real Madrid fue el inicio del declive. Joan Laporta se convertía aquel 2003 en presidente y su apuesta personal, a sugerencia de Johan Cruyff, fue Frank Rijkaard. Su currículo como jugador era espectacular, pero como entrenador era muy mínimo. Ayudante de Guus Hiddink en la Selección de Holanda en el Mundial de Francia 1998, fue el técnico orange hasta 2000. En la 2001-2002 tomó las riendas del Sparta de Rotterdam, con el que descendería de categoría. Y con esos mimbres llegó al Camp Nou. Cinco años, desde la 2003-04 a la 2007-08. Cinco años y dos temporadas de dominio absoluto, la 2004-05 y la 2005-06. Fueron el apogeo de los azulgranas.

La apuesta por Rijkaard era la apuesta por recuperar el fútbol total del Barcelona de Johan Cruiff de inicios de los 90. El holandés construyó poco a poco un estilo basado en el fútbol ofensivo, la importancia de las bandas, la recuperación de la cantera -de su mano se abrió paso Messi, llegó Iniesta, Puyol se afianzó como central y Xavi cambió el doble pivote por el puesto de interior- y la remodelación de la plantilla. El deseado era David Beckham, pero se adelantó el Real Madrid, que también tenía encarrilado el fichaje de Ronaldinho. Pero se la devolvió el Barcelona. El brasileño recaló en el Barcelona y con él cambió todo.

Rijkaard se propuso cambiar la cultura y la identidad del clu. De la escuela holandesa y de Cruiff tomó el concepto de fútbol de ataque, amplitud de juego y presión alta. De Arrigo Sacchi y su Milan 1987-1991, el que fuera su entrenador, la presión adelantada y la ocupación de espacios. «El Barça es equilibrado y elegante, como Rijkaard lo era en el campo. El equipo no descuida la defensa, pero su ataque es tan talentoso como ofensivo» decía entonces Ronald Koeman del Barcelona. Rijkaar lo simplificaba más. «Todo está basado en el tuya-mía. La intención básica del juego de equipo sigue siendo la de recibir y pasar«.

Rijkaard y el FC Barcelona 2006. Once tipo

Once Tipo

Comenzó su andadura Rijkaard en el Barcelona con un 4-2-3-1. Le quería dar todo el protagonismo a Ronaldinho, que brillaba, pero no así el equipo. La llegada de Edgar Davids en el mercado de invierno fue clave. Rijkaard modificó el equipo al definitivo 4-3-3 y todo cobró sentido a partir de ese momento.

Valdés se afianzó en portería. Los laterales fueron para el brasileño Belleti y el holandés Gio van Bronckhorts. En el centro de la defensa Rafa Marquez, ‘El kaiser de Michoacan’, y Puyol, que abandonó definitivamente el lateral para convertirse en uno de los mejores centrales. Un central como el brasileño Edmilson se reconvirtió a pivote defensivo para cubrir las espaldas al holandés Van Bommel y el portugués Deco. El extremo izquierdo fue para Ronaldinho, el derecho para Giuly y la delantera para Etoo.

Todo ello con un banquillo en el que Messi comenzaba a ser titular, con Iniesta y Xavi reclamando minutos, Larsson o el mexicano Gio Dos Santos, al que entonces muchos colocaban por encima de Messi y que con el tiempo acabó en nada.




 



Rijkaard y el FC Barcelona 2006. Ataque

Estilo de ataque

Rijkaard era un firme creyente de la idea de que no sólo había que atacar para ganar partidos, sino para entretener. Pero el entretenimiento, como la creatividad, debían quedar para el último tercio de campo. Y debían participar todos. No sólo era la interacción entre centrocampistas y delanteros, era una defensa que avanzaba la línea hasta el centro del campo.

El cambio de la 4-2-3-1 a la 4-3-3 no varió los planes con Ronaldinho. Seguía siendo el epicentro de todo. Como en su día Zidane en el Real Madrid, el brasileño se escoró a la izquierda, al extremo, pero sólo como punto de partida. La libertad del brasileño era absoluta. No sólo buscaba la diagonal al área o el duelo con el central, sino la frontal, el último pase y el disparo colocado. De EI a MCO durante la jugada. Y su espacio hasta línea de fondo lo ocupaba Gio van Bronckhorst. Los centros al área eran cosa suya. En banda contraria Giuly, en muchos partidos ya suplente de Messi, era todo lo contrario. El extremo francés era puro trabajo y velocidad pegada a la cal. Un extremo clásico. Belleti se contenía más en sus subidas, y lo hacía tanto por dentro como por fuera. Arriba Etoo, uno de los grandes errores del Real Madrid, que no ejecutó su fichaje. El camerunés era pura potencia y rabia sobre el terreno de juego. Todas las acciones las hacía con energía. Donde no le llegaba la calidad le llegaba el ímpetu. Siempre miraba a portería.

De su mentalidad de asedio al rival y ocupación de espacio se entiende la importancia de un centro del campo poco vistoso pero muy eficaz que formaron Edmilson, Deco y Van Bommel. Edmilson era un central reconvertido y Van Bommel un centrocampista reconocido por la dureza en sus acciones. El portugués, clave del Oporto de Mourinho, lo era todo. Con el balón en los pies era eficaz. Sin él era capaz de trabajar como el mejor defensor. Su sentido táctico le hicieron entonces insustituible. En ataque el centro del campo se escalona. Edmilson mantiene el puesto, lejos de esa moda actual en la que el MCD se aleja del primer pase en construcción de jugada. Van Bommel va un paso por delante y Deco se libera para ocupar espacios en tres cuartos que ayuden a la circulación y el juego.




Instrucciones de Jugador y Táctica Personalizada

Para tratar de reproducir lo que os hemos contado en Rijkaard y el FC Barcelona 2006… Personaliza tu Fifa 21 vamos a usar una 4-3-3 (2).

  • Puyol – Marquez (DFC-DFC).

Unirse al ataque.

  • Belleti (LD)

Ataque Equilibrado y Ataque Mixto.

  • Van Bronckhorst (LI)

Unirse al ataque y avance.

  • Edmilson (MCD)

Defensa Equilibrada, Quedarse atrás al atacar, Intercepciones Normales y Marcaje del centro.

  • Van Bommel (MC)

Quedarse atrás al atacar, Esperar Rechace, Intercepciones Normales, Conservar la posición y Marcaje de las bandas.

  • Deco (MC)

Ataque Equilibrado, Esperar Rechace, Intercepciones Normales, Libertad de Movimientos y Marcaje de las bandas.

  • Giuly (ED)

Apoyo defensivo básico, Quedarse en banda, Desmarcarse y Remate y rechace.

  • Ronaldinho (EI)

Quedarse arriba, Libertad de movimientos, Equlibrado y Esperar rechace.

  • Etoo (DC)

Quedarse en el centro y Desmarcarse.

Estilo Ofensivo

Vamos a proponer un Estilo Ofensivo Rearme Rápido dado que el equipo de Rijkaard buscaba una rápida recuperación en campo rival y salida hacia portería contraria. Si no funcionaba, gestión de la posesión. Anchura 9 de 10 y Jugadores en el área 4 o 5 de 10 porque, aunque sólo tenemos un DC, queremos que los extremos y centrocampistas se acerquen a las inmediaciones de la misma.

Estilo Defensivo

Vamos a apostar un Estilo Defensivo Presión Fuerte buscando la recuperación en campo rival que nos facilite una primera salida rápida a la contra. Para que funcione mejor Profundidad 8 o 9 de 10 y Anchura 7 de 10.