Arrigo Sacchi y el Milan 1987-1991… Personaliza tu Fifa 21

Arrigo Sacchi y el Milan 1987-1991… Personaliza tu Fifa 21

febrero 23, 2021 0 Por soyChava

Simplemente, fue un genio. Cuando el fútbol italiano era sinónimo de catenaccio, de contragolpe y de afán resultadista, apareció la excepción. Arrigo Sacchi y el AC Milan de finales de los 80 e inicios de los 90. El técnico italiano lo cambió todo. Lo hizo desde un estilo diferente a todo lo conocido hasta la fecha -sus conceptos como defensa en zona, presión adelantada y ocupación de espacios en ataque siguen muy vigentes- pero también desde un   equipo de leyenda, un AC Milan (1987-1991) que dominó el futbol mundial. En Arrigo Sacchi y el Milan 1987-1991… Personaliza tu Fifa 21 te contamos cómo jugaba este equipo y como personalizarlo en tu Fifa 21.




Arrigo Sacchi y el Milan 1987-1991. Imagen

Del éxito en el Parma al éxito en el Milan

A los 19 años Arrigo Sacchi colgó las botas como futbolista. Quería ser entrenador. Viajó por toda Europa investigando y estudiando los métodos de los principales clubes de Europa.Y comenzó por uno de los equipos y entrenadores que más le impactaron, la Holanda del Fútbol Total de Rinus Michels. Se empapó del concepto en zona de los equipos ingleses de la época pero en especial de Raymond Goethals, que en 1993 convertiría al Olympique de Marsella en campeón de Europa ante el Milan de Fabio Capello. Le apasionaba la idea del entrenador belga, atacar defendiendo. Y entender lo que fue Arrigo Sacchi es entender los orígenes del fútbol de Fabio Capello, Claudio Ranieri, Rafa Benitez, Mourinho o el propio Rijkaard. Nadie le igualó, pero todos tomaron algunos de sus conceptos.

Debutó como entrenador en las categorías inferiores del Cesena. En 1982 pasó al Rimini. Se fijó en él el Parma, al que en 1985 consiguió subir a la Serie B italiana. Eran años complicados en San Siro. Habían pasado los rossoneros por una profunda crisis en los 80, pero la llegada del magnate Berlusconi cambió su presente. Empezaron a llegar los fichajes, pero faltaba quien acabara de encajarlos en el banquillo. La Copa de Italia y el partido ante el Parma aclaró el camino. «¿Cómo se llama el entrenador del Parma? ¿Arrigo qué?«. Así arrancó esta historia.

En 1987 Arrigo Sacchi aterrizaba en Milanelo para ponerse al frente de un equipo con jugadores como Galli, Donadoni, Colombo, Ancelotti… Pero sobre todo de un trío de holandeses que marcarían el orden mundial del fútbol aquellos años. Ruud Gullit, del PSV, Frank Rijkaard y Marco Van Basten, del Ajax, serían el factor diferencial junto a gente de la casa como Baresi o los jóvenes Maldini, Costacurta y Tassoti. Tenía todos los ingredientes. Con Arrigo Sacchi -cuatro temporadas- no sólo llegó la hegemonía en la Serie A sino en Europa. Dos Copas de Europa (1988-89 y 1989-90), dos Supercopas de Europa y dos Intercontinentales (1989 y 1990). Un equipo que perdura en la memoria. Ese Milan era una máquina perfecta en los tiempos del Napoles de Maradona, al que le quitó el dominio en italia, el Real Madrid de la Quinta del Buitre, al que masacró en semifinales de la Copa de Europa con un 5-0, el Barcelona de Johan Cruiff, el Steaua de Bucarest de Lacatus y Hagi, el Estrella Roja de Prosinecki o Savicevic que sería campeón en 1991, el PSV de Romario, el Bayern de Munich de Mathaus, el Olympique de Marsella de Raymond Goethals o el Benfica de Eriksson.




Arrigo Sacchi y el Milan 1987-1991. Once Inicial

Once Tipo

El fútbol lo puedes hacer bien o lo puedes hacer mal, pero el futuro del fútbol es el ‘fútbol total’, tener once jugadores que se muevan en el campo como si fueran uno solo«. En Italia no se había visto algo así. Era la propuesta de Rinus Michels y su Holanda de 1974. La idea de Arrigo Sacchi era potenciar el colectivo. Y hacerlo de manera coordinada. En una época en la que el fútbol italiano se organizaba desde una defensa de cinco, Sacchi construyó su Milan desde el 4-4-2.

Baresi en la retaguardia que ordenaba el ‘pressing’, el centro del campo, organizado por Rijkaard, combinaba elegancia, táctica y despliegue físico, Gullit era un abanico de recursos siempre en segunda línea y en punta uno de los mayores genios del fútbol, Marco Van Basten. El delantero holandés era un virtuoso del remate. Tenía alternativas para rematarlo todo.

Arrigo Sacchi les convenció de la imprtancia del grupo. Sus delanteros presionaban y sus centrales sacaban el balón jugado.Y todos ellos en busca de una idea, la generación de superioridad numérica.

Arrigo Sacchi y el Milan 1987-1991. Ataque

Ataque

La construcción de juego comenzaba desde la defensa. Mauro Tassotti, Franco Baresi, Alessandro Costacurta y Paolo Maldini sacaban el balón jugado desde atrás. Baresi llevaba el mando pero todos ejecutaban. El intento de presión del rival generaba espacios para la siguiente línea, la de centrocampistas. Frank Rijkaard, Carlo Ancelotti, Angelo Colombo y Roberto Donadoni entraban entonces en escena.

Rijkaard y Ancelotti tomaban la palabra. Se movían con balón pero también sin él. Lo mismo ocurría con Donadoni y Colombo. El objetivo era ocupar espacios de juego y generar superioridad numérica frente al rival. Donadoni y Colombo jugaban por igual por dentro que por fuera. Las bandas eran primordiales en el juego ofensivo de Arrigo Sacchi. La proyección de los laterales -Maldini y Tassotti- ayudaba a aprovechar el ancho total del campo y la oportunidad a sus MD-MI de jugar por dentro. Las proyecciones por dentro de sus centrocampistas a zonas de disparo eran frecuentes.

El equipo dominaba la posesión, pero igualmente el juego en largo hacia Ruud Gullit y Marco Van Basten, especialmente el segundo. Podía aguantar a la espera del equipo o buscar la acción individual. Gullit se convirtió en el mejor compañero de Marco Van Basten. Interpretó su papel. Su enorme abanico de recursos le convertía en delantero y mediapunta por igual. Permitía redibujar al equipo del 4-4-2 al 4-4-1-1. La pareja de atacantes holandesa ofrecía una gran potencia rematadora, desde disparos a remates de cabeza.




Arrigo Sacchi y el Milan 1987-1991. Defensa

Defensa

Una de las novedades que mayor impacto causaron del Milan de Arrigo Sacchi fue su defensa en zona, loq ue permitía a su equipo generar superioridad numérica a la hora de presionar al rival. El entrenador italiano insistía en la idea de minimizar los espacios. Las distancias entre la línea de ataque y defensa se minimizaban. De esta manera la presión no representaba un gran esfuerzo físico para sus futbolistas. Defensa adelantada, mecánica del fuera de juego y reducción de espacios. En su Milan defendían todos.




Instrucciones de Jugador, tipos de jugador y Táctica Personalizada para juego directo

En Arrigo Sacchi y el Milan 1987-1991… Personaliza tu Fifa 21 vamos a tratar de plasmar todo lo posible el juego del campeón italian. Aunque sobre el campo se dibujaron en 4-4-2, en FIFA vamos a crearla sobre una 4-2-3-1 para poder plasmar de manera más fiel lo que era Ruud Gullit, con laterales ofensivos y libertad de movimientos para los MD-MI.

  • Baresi – Costacurta (DFC-DFC)

Unirse al ataque

  • Maldini – Tassotti (LI-LD)

Unirse al ataque y Avance. Podemos rebajarlo a Ataque Equilibrado para compensar más al equipo.

  • Ancelotti (MCD)

Defensa Equilibrada, Quedarse atrás al atacar, Intercepciones normales y Marcaje del centro.

  • Rijkaard (MCD)

Defensa Equilibrada, Ataque Equilibrado, Intercepciones normales y Marcaje del centro.

  • Donadoni – Colombo (MD-MI)

Bajar a defender, Remate y Rechace, Libertad de Movimientos e Intercepciones Normales.

  • Gullit (MCO)

Remate y Rechace, Libertad de Movimientos y Bajar a Defender.

  • Van Basten (DC)

Vía de ataque equilibrada y Desmarcarse para que nos ofrezca aperturas al espacio.

Estilo Ofensivo

Como punto arrancamos con un estilo ofensivo Equilibrado para alternar el toque en corto y el desplazamiento en largo. En ataque, equipo muy ancho –Anchura 9 de 10–pero no era un equipo de acumular efectivos en el área –Jugadores en el área 3 o 4 de 10–.

Estilo defensivo

Estilo defensivo Presión Constante para tratar de reproducir las ayudas y la defensa en zona.En defensa el equipo acortaba espacios, por ello equipo estrecho –Anchura 2 o 3 de 10- pero siempre con la defensa adelantada –Profundidad 7 u 8 de 10-. Elegiremos con la cruecta la opción Fuera de Juego.