Personaliza tu Fifa 20 como… Jupp Heynckes y el Bayern de Munich

Personaliza tu Fifa 20 como… Jupp Heynckes y el Bayern de Munich

junio 6, 2020 1 Por elrincondechava

Son muchos los que añoran los tiempos de Jupp Heynckes en el Bayern de Munich, uno de los mejores momentos del campeón alemán. Tipo afable, desarrolló su carrera como entrenador en muchos equipos, lo que le permitió desarrollar su concepto de fútbol. Equilibrio, organización, intensidad, presión y físico. Conceptos que comparten todos los técnicos pero que Heynckes supo poner en liza al unísono en un Bayern que entonces se veía tambalear ante el empuje del Dortmund. Tomó el testigo de Van Gaal en un banquillo que ya conocía a la perfección para dotar al equipo del Allianz Arena de una personalidad pocas veces vista. Un Bayern arrollador y reconocible. Uli Hoeness, ex presidente del Bayern de Múnich, lo dijo bien claro. “Contigo el Bayern jugó el mejor fútbol que se ha visto en Munich”. No le falta razón.



Publicidad


Infisport Protein Secuencial 1Kg Chocolate



Heynkckes debutó como entrenador en el Borussia Mönchengladbach antes de su primera etapa en el Bayern de Munich. Dos Bundesligas (1989 y 1990) antes de ser destituido como técnico. Comenzó entonces su periplo por los banquillos. Athletic de Bilbao, Eintrancht o Tenerife antes de llegar a un Real Madrid (1997-1998) al que hizo campeón de Europa 32 años después con un vestuario (Seedorf, Mijatovic, Hierro, Suker, Raúl, Roberto Carlos…) totalmente descontrolado que le llevó a la destitución a final de temporada. Benfica, Athletic de Bilbao, Schalke 04, Borussia Monchengaldbach, Bayern de Munich, Bayer Leverkusen y de nuevo Bayern de Munich (2011-2013) donde se retiraría -tuvo un regreso esporádico de nuevo al Bayern para ayudarle en una profunda crisi de banquillo- con dos finales de Champions y el título de 2013 al ganar al Dortmund en Wembley.

Heynckes construyó su Bayern sobre un clásico 4-2-3-1 sobre el césped. Neuer en portería. Por delante Dante y Boateng. Centrales de enorme potencia física. En los laterales, Alaba y Lahm. Alta presencia en ataque siempre con una idea, el 2 contra 1 en ataque junto a los extremos, Ribery y Robben, dueños de las bandas. El francés domina todos los registros. Línea de fondo o recorte hacia el interior. El holandés es diagonal hacia el interior y disparo, dejando libre el carril derecho para Lahm. En el doble pivote, recuperación y creación. Javi Martínez y Schweinsteiger lo ponen a partes iguales. El español es contención y recuperación. Schweinsteiger lo es todo, uno de los mejores ‘box to box’ en sus años dorados. Uno se mantiene por delante de la defensa y el otro apoya el ataque. En el enganche Müller, un segundo delantero camuflado por detrás del delantero, Mario Gómez, dominador en el área, rematador y dominador del juego aéreo.

Y en el banquillo los centrales Van Buyten y Badstuber, el mediocentro defensivo Luiz Gustavo, un emergente Kross y otro delantero como Mandzukic.

Con una 4-2-3-1 y sobre todo con un vestuario profundo y potente -no nos engañemos- Heynckes creó un rodillo alemán con toques de fútbol moderno. Atacar y defender se hacen con velocidad, que no es lo mismo que la precipitación. Si se puede hacer en dos pases, mejor que con tres. Hay posesión pero no es una obsesión. Rapidez en la combinación para superar rivales. Intensidad desde la fortaleza física. Jugadores potentes, de envergadura. Dominio del espacio aéreo y dominio físico de los 90 minutos. No hay descanso. 4-2-3-1 con extremos. Todos van y todos vienen. El equilibrio se consigue desde el todos defienden. De lo contrario, el esquema se cae. Y desde la defensa se ahogan los espacios. El doble pivote debe saber crear, pero también destruir.

La labor de Schweinsteiger y Javi Martínez es clave. Dominan el pase, el juego táctico y la contención.

Instrucciones de Jugador, tipos de jugador y Táctica Personalizada

El 4-2-3-1 de Heynckes se construye desde una defensa intensa, como el ataque. No hay contras. El objetivo es crear una táctica que permitan al equipo ahogar al rival percutiendo en ataque una y otra vez. El MCO en este caso no es el constructor del juego.

  • DFC-DFC.

Unirse al ataque para adelantar posiciones.

  • LD-LI.

Ataque equilibrado y Avance para que avancen hasta el mediocentro.

  • MCD- MCD

Uno de ellos Defensa Equilibrada, Quedarse atrás al atacar, Intercepciones normales y Marcaje del centro para mantener el equipo más compacto.

El otro de ellos escogemos Adelantarse.

  • MD-MI

Quedarse en la banda y Desmarcarse, lo que dará amplitud y verticalidad a nuestro juego. Bajar a defender y Esperar rechace.

  • MCO

Sus instrucciones de juego predominantes serán Entrar al Remate, Libertad de Movimientos y Bajar a Defender para que en defensa ayude en el centro del campo.

  • DC

Buscamos un ‘9’ de área. Quedarse en el centro para que se mueva por la parcela central y Ataque Mixto.

Como punto arrancamos con un estilo ofensivo Equilibrado para alternar el toque en corto y el desplazamiento en largo.

Los dos MCD y MCO nos dan fortaleza por dentro pero queremos sacar partida a los MI y MD por fuera. Por ello ensanchamos el equipo –Anchura 7 de 10– y rebajamos el número de efectivos a remate en el área –Jugadores en el área 3 de 10– dado que únicamente tenemos un DC.

De inicio vamos a apostar un estilo defensivo Equilibrado buscando que sea el bloque el que marque presencia en el centro del campo. Los laterales nos darán la anchura del equipo en defensa –Anchura 6 de 10- y optaremos por un equipo situado en el centro del campo –Profundidad 6 o 7 de 10-.