Ramires, ‘Carnaval’ brasileño para el pivote defensivo

febrero 17, 2015 0 Por elrincondechava

RamiresNo es el primero, ni será el último, aunque su evolución no responda a lo natural. Pocos son quienes han pasado de extremo a mediocentro defensivo, aunque como ocurre con Schweinsteiger -fue Van Gaal quien decidió dar al alemán más presencia en la generación de la jugada que en su finalización, con notable éxito- el brasileño Ramires (Chelsea) se ha convertido en otro ejemplo de que, en ocasiones, lo antinatural también funciona.

Analizamos sus números para que lo disfrutes como MC o MCD.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=E55-2vVCFRY?rel=0]

El torneo ‘Carnaval‘ de Ultimate Team -hay que jugarlo con jugadores brasileños- ha traído a la palestra a un mediocentro defensivo -su precio ronda la nada despreciable cifra de 30.000 monedas- con una cualidades que incluso pueden hacerle funcionar a la perfección –Fernandinho, del City, es la otra alternativa- como MCD único en un 4-3-3 o en doble pivote en 4-2-3-1.

Su rendimiento ofensivo / Defensivo Alto/Alto lo convierten en un motor capaz de mantenerse 90 minutos gracias a una resistencia de 94. Su aceleración y velocidad (86-90), sus entradas (82) y mentalidad táctica (82) hacen de Ramires una gran opción no sólo como MC sino incluso como MCD capaz de sostener tu equipos. ¿Vale esas 30.000 monedas? Si.

Inicialmente extremo derecho, Ramires Santos do Nascimento ‘Ramires’ saltaba desde el Benfica -llegó desde el Cruzeiro- y su buen rendimiento le llevó al Chelsea en el verano de 2010 donde Ancelotti tomó una decisión clave. Si en el Madrid su comprensión -y las necesidades- del 4-3-3 le llevó a colocar a Di María, extremo puro, como interior, algo similar llevó a cabo sobre Ramires, al que decidió trasladar desde su posición natural en el extremo al centro del campo. Y con un rendimiento tan notable que no sólo se ha convertido en su hábitat natural, sino que incluso ha seguido dando pasos no sólo en su consolidación como mediocentro ofensivo sino incluso defensivo. Aunque aún no es habitual su presencia, como ocurre con Schweinsteiger en el Bayern, como pivote único defensivo, sí lo es como MCD en un doble pivote. Y es que sus condiciones le convierten en un ejemplo perfecto de lo que Mourinho puso en boca de todos, el ‘box to box’.