Batman Arkham City

junio 9, 2013 0 Por elrincondechava

BatmanSi su primera aparición en la PS3 – Batman Arkham Asylum – fue un auténtico soplo de aire fresco para los entonces denostados videojuegos de superheroes, dejando a todos con ganas de disfrutar del segundo capítulo de la saga. Batman Arkham City nos deja con un extraordinario sabor de boca con un título no sólo a la altura de las expectativas sino capaz de convencer a los amantes de los hack&slash. Una apuesta de sobresaliente.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=624OxweKyI8&w=640&h=360]

La segunda entrega, desarrollada por Rocksteady Studios, enlaza como perfecta secuela de la primera de las entregas. Bajo una atmósfera muy similiar a la primera entrega y un mapeado mucho más extenso, en este caso, y tras los acontecimientos sucedidos en Arkham Asylum, la historia se desarrolla en Arkham City, un distrito de Gotham acordonada y aislada donde se han encarledado todos los villanos. Dirigida por Hugo Strange, Batman deberá enfrentarse a una sucesión de misiones -salpicadas de misiones secundarias que se pueden o no realizar- en las que resolver una trama en la que Joker, Dos Caras, Harley Quinn, el Pingüino, Riddler, Hiedra Venenosa, Bane, Freeze, el Sombrerero loco… o Ra´s al Ghul hacen su aparición en una historia en la que Bruce Wayne comienza siendo detenido por su oposición a Arkham City. ¿Qué o quién realmente se esconde detrás del Protocolo 10 que pretende poner en marcha Hugo Strange? Un objetivo en cuya  investigación Batman se verá implicado en la necesidad de buscar una cura para una infección que Joker trata de lanzar sobre la ciudad. Y todo ello con un final sorprendente.

Su atmósfera, inmersiva y envolvente, recrea con el habitual sabor gótico de los cómics del murciélago a la perfección Arkham City. Todo ello con una calidad gráfica que mejora el ya alto listón de la primera entrega y consiguiendo, sobre todo, no tener nunca la sensación de repetir escenarios cuando sobrevuelas o recorres la ciudad. Una sensación muy desagradable en juegos de con un mapeado tan extenso como innecesario. Su jugabilidad, excepcional, sobre todo en los combates, fluidos y para nada repetitivos, mejora y solventa los pequeños ‘peros’ de la primera entrega, logrando un juego muy fluido.

Para muchos de los expertos el mejor juego de 2011. Sin duda alguna, una apuesta de sobresaliente. Si tienes la oportunidad de jugarlo, no lo dudes.