El Parma de la década de los 90… Personaliza tu Fifa 21

El Parma de la década de los 90… Personaliza tu Fifa 21

mayo 8, 2021 0 Por soyChava

En la década dorada del fútbol italiano vivió su época dorada el Parma. Eran los años 90. Los equipos del Calcio dominaban el fútbol del Viejo Continente. La Juventus, el Inter, el Milan, la Fiorentina, la Sampdoria, la Lazio o el Parma, un equipo que en la temporada 1989-90 conseguía el ascenso a la Serie A. A partir de ahí arrancaron diez años de éxitos. A sus vitrinas llegaron una Recopa de Europa y dos Copas de la UEFA de la mano de un vestuario por el que pasaron los mejores. Ejemplo de equipo italiano, duro en defensa y efectivo en ataque, pasó de los cielos a los infiernos. Tras diez años de éxitos, el proyecto de hundió. En El Parma de la década de los 90… Personaliza tu Fifa 21 te contamos cómo jugaba aquel equipo, de la mano de Nevio Scala primero y Alberto Malesani después como proyecto y táctica para tu FIFA.

Lo que inició Nevio Scala, precursor de lo que estaba por llegar, lo continuó Alberto Malesani. Pero el éxito real llegó de la mano de los millones de Parmalat, su patrocinador. Por el equipo de Emilia-Romagna pasaron jugadores como Taffarel, Alesandro Melli, Benarrivo, Tomas Brolin, Asprilla, Stoichkov, Crespo, Cannavaro, Buffon, Thuram, Zola, Dino Baggio, Couto, Chiesa… Qué tiempos aquellos.




El Parma de la década de los 90. Nevio Scala y el Parma 1995. Once tipo

Once Tipo. Nevio Scala

Fue Nevio Scala su primera gran referencia en el banquillo. Jugador del Inter, Roma o Milan, el tecnico italiano se dió a conocer por su trayectoria en el Parma. Tras firma el ascenso del equipo a la Serie a en su primera temporada (1989-90), llevó al equipo a ganar la Recopa de Europa, la Copa de la UEFA y la Supercopa de Europa, además de dos Copas de Italia. Tras una temporada en el Perugia (1996-97), ganaría la Intercontinental con el Borussia Dortmund (1997-1998).

Scala, uno de los técnico entonces referencia en el fútbol italiano, formó su equipo sobre una 5-3-2 muy habitual entonces. Técnico práctico, como su equipo. No había un juego espectacular, pero sí efectivo. Un bloque bien armado, que desgastaba a los rivales a la espera de una oportunidad que debía llegar de botas de Asprilla y Zola. El físico y la potencia del colombiano, la calidad en el manejo del italiano, que había tomado el testigo del sueco Brolin.

El balón se movía con sentido desde las botas de Dino Baggio. Lo organizaba todo, el ataque y la defensa. El balón se movia con sentido práctico. Las transiciones llevaban el balón con rapidez a posiciones ofensivas.

El Parma de la década de los 90. Alberto Malesani y el Parma 1998. Once tipo

Once tipo Alberto Malesani

El relevo (1996) de Scala sería Carlo Ancelotti. Dos temporadas de transición. El equipo perdió parte de su alma hasta la llegada en 1998 de Alberto Malesani. El técnico italiano llegó junto a jugadores como el argentino Verón o Boghossian para terminar de formar una plantillas más temibles en aquel momento. El Parma de Malesani unía el físico y la calidad en el movimiento de balón. Habían perdido a Zola pero en los últimos años habían sumado al equipo a Buffon, Cannavaro, Crespo, Chiesa o Thuram, entre otros. Seguían otros como Asprilla, Dino Baggio o Sensini, estos dos últimos daban continuidad al proyecto. Y de su mano llegó un nuevo éxito europeo, la Copa de la UEFA 1998-99.




El Parma de la década de los 90. Ataque

Ataque

Si Nevio Scala había usado el 5-3-2, Alberto Malesani cambió el dibujo al 3-5-2. La clave de este Parma estaba en sus tres centrales, Sensini, Cannavaro y Thuram. Las cualidades del italiano y el francés llevaron a Malesani a cambiar lo habitual, donde la condición de libero la ejerce el defensor de la parcela central. Aquí no fue así. Sensini se quedaba atrás como jefe de la zaga, Cannavaro y Thuram avanzaban y se abrían a zonas de lateral. Su físico se lo permitía. Defensa abierta y adelantada.

La defensa era un muro que se completaba con Boghossian y Dino Baggio, cuya jerarquía en el centro del campo facilitaba el orden y las transiciones. El italiano no sólo ordenaba el equipo en defensa, sino que era el constructor en ataque. El avance de posiciones de Cannavaro y Thuram le permitían subir líneas.

Arriba esperaban su momento Verón, Chiesa y Crespo. ‘La BrujitaVerón como enganche y Enrico Chiesa desde la delantera ponían la fantasía. Eran el regate, el pase y la movilidad. El argentino era un todoterreno en el centro del campo. Aunque mediapunta, era duro. Buen disparo y gran pase. Su buen hacer le valdría después el fichaje por el Manchester United, donde no terminó de adaptarse al fútbol inglés.

Todo el entramado tenía como objetivo hacer llegar los balones a Hernán ‘Valdanito’ Crespo, uno de los mejores rematadores de la época y goleador histórico del equipo. Las arrancadas del argentino al espacio y la contundencia de su disparo permitieron al Parma una enorme eficacia ofensiva.




Instrucciones de Jugador y Táctica Personalizada para el El Parma de la década de los 90

Equipo físico en 3-5-2, con defensa adelantada, creación de jugada de manos del MCO y uno de los delanteros, siendo el otro el claro rematador.

  • Sensini (DFC)

Instrucciones básicas.

  • Thuram – Cannavaro (DFC-DFC)

Unirse al ataque.

  • Boghossian  (MCD)

Defensa Equilibrada, Marcaje del centro, Intercepciones Normales y Quedarse atrás al atacar.

  • Dino Baggio (MCD)

Defensa Equilibrada, Marcaje del centro. Intercepciones Normales y Ataque equilibrado.

  • Vanoli – Fuser (MI-MD)

Quedarse en banda, Bajar a defender, Esperar el rechace y Apoyo Equilibrado.

  • Veron (MCO)

Libertad de movimientos, Bajar a defender y Esperar el rechace.

  • Chiesa (DC)

Falso 9 y Vía de ataque equilibrada.

  • Crespo (DC)

Abrirse a las bandas y Desmarcarse.

Estilo defensivo

Un Estilo defensivo Equilibrado, Anchura 7 de 10, para que nuestros centrales estén cerca de las bandas y Profundidad 7 de 10.

Estilo ofensivo

Un Estilo Ofensivo Equilibrado para alternar tanto juego en corto como en largo, Anchura 8 de 10 y Jugadores en Área 4 de 10.