Kondogbia… Análisis Fifa 21

Kondogbia… Análisis Fifa 21

septiembre 30, 2020 0 Por soyChava

Que no te engañen sus 79 de valoración general. Allí donde necesitamos que destaque, destaca. Hablamos de Kondogbia, el centrocampista del Valencia CF. Una de las mejores adquisiciones en estas primeras semanas para aquellos ‘gamers’ cuyas monedas no alcanzan para un fichaje ‘Top’ pero que necesitan un jugador de prestaciones – atributos – aseguradas. El centroafricano es un ‘box to box’ eficaz tanto en formaciones 4-4-2 y 4-3-3 como centrocampista de área a área. En El Rincón de Chava volveremos a apostar por Kondogbia Fifa 21 para dar potencia y fuerza a nuestra medular en nuestro equipo de LaLiga.



No buscamos en Kondogbia un MC de pase, organización de juego o distribución de pase. Buscamos otro tipo de jugador. Buscamos fuerza, y de ello va sobrado el centroafricano. Con 94 Fuerza, 81 Resistencia, 86 Agresividad, 84 Compostura o 83 Reacción tenemos asegurada la intensidad y la capacidad de choque en las acciones en un jugador con el que asumir estilos de juego basados en la presión alta en defensa o el juego directo en ataque. Un buen complemento como interior en una 4-3-3 junto a un MC mucho más técnico.

Decaen sus prestaciones en la organización del juego –81 Pase Corto como su mejor atributo- pero mejoran en el disparo. Potencia de Disparo 86 y Disparo Lejano 83 permiten a Kondogbia cerrar sus intervenciones desde la frontal del área tras romper desde segunda línea. Un recurso muy valioso.

No es Kondogbia un jugador cuyo cambio a MCD sea conveniente. Le faltan atributos defensivos para aguantar el peso defensivo en el centro del campo. 80 Entrada Normal, 82 Intercepciones o 79 Entrada Agresiva son más útiles en su posición original de MC y con funciones de ‘box to box’ que como pivote defensivo.

El Sevilla fue su lanzadera

Llegó Kondogbia al Sevilla como una de las promesas del fútbol francés tras demostrar sus virtudes en el RC Lens y en las inferiores de la Selección Francesa. Un año estuvo en el equipo del Nervión. Sus buenas actuaciones le llevaron primero al AS Mónaco y al Inter de Milán después. No fue el mismo. Su fútbol y su progresión decayeron. El Valencia apostó de nuevo por él en 2017 para darle fuerza a un centro del campo donde la dirección era cosa de Parejo. En Mestalla ha recuperado parte de lo que fue, aunque estamos ante el típico caso de futbolista que prometía más de lo que ha conseguido.