Personaliza tu Fifa 20 como… La Pizarra de Fabio Capello y el AC Milan 1994

Personaliza tu Fifa 20 como… La Pizarra de Fabio Capello y el AC Milan 1994

abril 17, 2020 3 Por soyChava

Considerado como uno de los mejores entrenadores de fútbol de la decada de 1990 y 2000. Hablamos de Fabio Capello, ‘El Sargento’. Su trayectoria no deja duda. Debutó como entrenador en 1991, se retiró en 2018. Vivió grandes momentos. Uno sin duda, la Champions League de 1994 ante el ‘Dream Team‘ de Joan Cruyff en la mítica final de Atenas (4-0). Entrenador de férreas convicciones, de escuela italiana, táctico, de puño de hierro y con una idea de fútbol simple y sencilla. «El fútbol es un deporte simple en el que a algunos les gusta hablar. A mí, me encanta ganar» decía. Su instinto ganador siempre fue su principal característica.

Entender cómo era el fútbol de Fabio Capello es entender, cada uno con sus peculiaridades, el fútbol de Claudio Ranieri, Héctor Cúper, Mourinho… o Cholo Simeone, quizá el entrenador que más se le asemeja en el fútbol actual.


Publicidad

OFERTA – Sony – DualShock 4 V2 Fortnite VCH 2019 500 Vbucks, negro (PS4)


Llegó su debut en el banquillo en la 1986-87. Apenas seis partidos para sustituir a Nils Liedholm al frente de un AC Milan sumido en una profunda crisis deportiva. Un paso breve antes de la era dorada de Sacchi. Y cuando parecía que el ciclo llegaba a su fin, Berlusconi confió en Capello para alargar la vida de un proyecto que pedía un relevo. Y el relevo se lo otorgó un técnico con puño de hierro, como se comprobaría con el paso de los años. Continuó con la propuesta de Sacchi, pero cambió su estilo, sus ideas y sus jugadores. Monopolizó la liga italiana conquistando cuatro Scudetto en sus cinco temporadas al frente del Milan, alcanzó tres finales consecutivas de Champions League (1993, 1994 y 1995) y se alzó con la ‘orejona’ en 1994 en una final memorable en el Olímpico de Atenas con el 4-0 ante el ‘Dream Team’ de Johan Cruyff.

En 1996 ficharía por el Real Madrid. Su primer paso por los merengues. Un año (1996-1997) y una Liga en un equipo al que devolvería el instinto ganador. El equipo que construyó se prolongaría con la ‘Séptima’ y la ‘Octava’. Se pondría al frente del AS Roma (1999-2004) para llevar a los romanos a conquistar el tercer Scudetto de su historia en 2001. De ahí a la Juventus (2004-2006) y dos scudettos, retirados después por el escándalo de los amaños arbitrales, para volver al Real Madrid una temporada (2006-2007). Un equipo hecho trizas, en la etapa post-galácticos y hundido, como la primera vez que aterrizó en el Bernabeu, bajo el dominio de Frank Rijkaard y el Barcelona. Conquistaria la ‘Liga del clavo ardiendo’. Un año y despedida de nuevo. Fue su último club.

De 13 temporadas en la elite como entrenador, 9 ligas. Sus números lo diceb todo.

Con la marcha de Sacchi, Capello debía renovar el equipo. Los grandes nombres de entonces fueron dando lugar a otros jugadores con un gran potencial. Nombres del pasado y nombres del futuro que seguirían después con Ancelotti. Un equipo con un enorme plantel. Tassotti, Panucci, Albertini, Donadoni, Boban, Savicevic, Baresi, Costacurta, Papin o Desailly, entre otros.

Reconvirtió a Desailly como ‘todocampista’. El francés lo abarcaba todo. Y gracias a su potencial se liberaron y crecieron Boban y Savicevic. Del Talento holandés de la anterior etapa, al balcánico de la presente. Músculo y talento en un equipo tácticamente muy italiano.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=Q_3VB1bLjgU]

El Olímpico de Atenas fue el escenario de la ‘obra maestra’ de Capello en una final en la que se medían dos estilos opuestos encarnados en el Barcelona de Cruyff y el Milan de Capello. Los culés eran los grandes favoritos, pero sucumbieron. Desailly se hizo el dueño del centro del campo, la presión axfisiante del Milan impidió al Barcelona acercarse al área contraria. Un 4-0 sonrojante y el punto y final al ciclo del Dream Team.

Capello llegó al AC Milan con el 4-4-2. Siguió el dibujo de Sacchi pero cambió el estilo. Si la propuesta de Sacchi era rompedora e innovadora, Capello fue estricto. Táctica de líneas rectas, uniformes. En su propuesta no había nada rompedor. Fútbol tradicional. Prefiere lo físico a lo táctico. Prefiere lo táctico a lo técnico. La libertad del jugador es «en los últimos 30 metros». Estricto en su punto de partida con su idea de fútbol, siempre lejos del riesgo. El resultado está por encima de todo.

Los laterales se contienen. Se suman al ataque, pero con reservas. Como los MCD. Albertini no pierde la posición, Desailly se descuelga. Con su físico es un ‘box to box’ capaz de llegar de un área a otra. Y del despligue del francés, la libertad de Boban. El balcánico juega de fuera hacia adentro. Combina con Savicevic, que parte como delantero pero se descuelga de la posición. Ejerce como segundo punta. Genera espacios y ocasiones para Massaro, la referencia.

Su fórmula base la repite allí donde va. Dos MCD físicos y defensivos, un DC cuya capacidad técnica le permite moverse por todo el frente de ataque y un DC rematador. En el Milan fueron Desailly, Albertini, Savicevic y Massaro; en el Madrid fueron Redondo, Seedorf, Mijatovic y Suker; en la Roma fueron Emerson, Tomassi, Totti y Delvecchio; en la Juventus Emerson, Camoranesi, Del Piero e Ibrahimovic; y en el Real Madrid Diarra, Emerson, Raúl y Van Nistelrooy.

Instrucciones de Jugador, tipos de jugador y Táctica Personalizada en FIFA

Los equipos de Capello buscan ante todo el orden táctico, la permanencia del dibujo sobre el campo y la solidez defensiva. Pocos goles a favor y aún menos en contra.

  • DFC-DFC

Centrales contundentes.

  • LI-LD

Con el objetivo de mantener siempre el orden, las subidas de los laterales deben ser contenidas. Por ello Ataque Equilibrado y Ataque Mixto.

  • MCD- MCD

Por defecto seleccionamos Defensa Equilibrada, Quedarse atrás al atacar, Intercepciones Normales, y Marcaje del Centro. Dos centrocampistas con clara vocación defensiva.

  • MD-MI

Priorizando el equilibrio, en defensa Bajar a defender.

Siguiendo el esquema de Capello, uno de ellos tendría las instrucciones Quedarse en la banda, Desmarcarse y Esperar al rechace. El otro Apoyo Equlibrado, Libertad de movimientos y Remate y rechace.

  • DC-DC

Dos delanteros, cada uno con una función.

El primero de ellos, Vía de ataque equilibrada y Falso 9, lo que nos ayudará en la salida del balón. El segundo de ellos Quedarse en el centro y Desmarcarse.

Dado la disposición de los jugadores y aunque la apuesta es el juego directo, el punto de partida será un Estilo Ofensivo Equilibrado.

Anchura 6 o 7 de 10 y Jugadores en el área 3 o 4 de 10..

Capello apostaba por una Presión Constante tratando de asfixiar al rival. Para mantener el equipo bien estructurado Anchura 3 o 4 de 10 y optaremos por un equipo situado en el centro del campo con Profundidad 6 de 10.