Red Dead Redemption, volviendo al lejano oeste

febrero 12, 2013 0 Por soyChava

Red Dead RedemptionÉpico, salvaje, como el propio Oeste americano. Red Dead Redemption fue y será una de las más importantes y exitosas creaciones de Rockstar -en su momento quiso hacer sombra a títulos como Need for Speed con Midnight Club 3- que en 2010 ponía sobre la mesa y que, tres años después, sigue siendo una apuesta rejugable y atractiva en un mercado donde, bien es cierto, GTA ha sabido llevarse a su terreno a los amantes del estilo de juego de acción libre.

Red Dead Redemption nos pone a los mandos del forajido John Marston, un anti-heroe al que poco a poco vamos conociendo y que aspira a redimirse de su pasado enfrentándose a sus antiguos compañeros. Es el peaje por el que se ve obligado a pasar ante los representantes de la ley si quiere recuperar a su familia. Sin embargo, como en toda buena historia épica, el final estará a la altura de los acontecimientos…

Brillante traslado del género del Oeste al mundo de las consolas, Red Dead Redemption nos presenta un basto escenario por el que movernos con absoluta libertad a lomos de nuestro caballo en el que ir desarrollando las misiones que se nos presentan a lo largo de una historia repleta de personajes -principales y secundarios, algunos de ellos muy característicos y con gran personalidad-, actos y misiones secundarias y optativas con las que conseguir fondos para la compra de armas, incrementar nuestra fama -podemos escoger entre tener buena o mala fama- o añadir nuevos ingredientes a una historia interesante y rica en matices en la que falla algo demasiado habitual en el mundo de los videojuegos: la traducción. Resulta incomprensible que, a estas alturas, en un videojuego en el que la historia son tan importantes haya que malgastar tiempo leyendo conversaciones y perdiendo la atención en las secuencias cinemáticas.

red-dead-redemption 2

El GTA del Oeste

Parecidos en la forma pero no en el fondo, Red Dead Redemption llegó a ser definido en su momento como el GTA en el Oeste. Relacionado con Red Dead Revolver de PS2, Red Dead Redemption resulta algo más que un ‘shooter’. Su desarrollo se presenta en un entorno vivo en el que no sólo desarrollan su vida cotidiana cientos de personajes, sino que hay todo un ecosistema capaz de cambiar con el paso del día a la noche. Todo ello a lo largo de tres grandes zonas como New Austin, Nuevo Paraíso y West Elizabeth que poder recorrer por largos caminos, atravesando ríos, desiertos, bosques, zonas montañosas…

Para algunos un título sobresaliente, después de llegar a su punto final mi nota quedaría en un notable alto. Suficientemente largo -más de veinte horas de juego- y con un final de los que se recuerdan, se trata de un videojuego sólido y completo, de un nivel gráfico y sonoro alto que tiene el gran fallo de la traducción a la hora de haber logrado el sobresaliente.