Táctica 4-3-2-1

Táctica 4-3-2-1

Una apuesta por el fútbol vertical, sin pausa, la creación de oportunidades y el aspecto ofensivo. Así podemos considerar la 4-3-2-1, también llamada como ‘Arbol de Navidad‘, una formación cuya característica principal es la presencia de tres delanteros situados en la frontal dispuestos a buscar el área. Apuesta atacante que renuncia a las bandas con el objetivo de poner en valor la pegada de sus tres delanteros, jugadores diferentes en sus atributos pero capaces de combinar entre sí.

Una formación con la que pudimos ver a la Francia de Didier Deschamps ser campeona del Mundo en 2018 o a Carlo Ancelotti tocar la cima con el Milan y la Champions con Kaka en el 2007.

La 4-3-2-1 se apoya sobre una línea defensiva básica de cuatro defensas (LD-DFC-DFC-LI). La propuesta que nos presenta FIFA en el centro del campo es un trivote formado por tres centrocampistas MC-MC-MC. La zona de ataque estará formada por un DC arropado por dos segundos delanteros (SDD-SDI) a sus costados.

La 4-3-2-1 parte de la movilidad de sus tres figuras atacantes (SDI-DC-SDD) desde un principio básico de partida, la superioridad en la frontal frente a los centrales rivales. Y la presencia de estos tres delanteros condiciona el estilo ofensivo. Un juego que, como ya hemos dicho, renuncia a las bandas y prioriza el juego por dentro.

Con tres delanteros lo natural es afrontar el juego desde la verticalidad -no desde balones largos- y la rapidez en la transición. Los MC-MC-MC son transmisores de juego, no creadores. La jugada no se elabora en sus pies. Se descarta la posesión en beneficio de la rápida movilidad de pelota hacia posiciones de ataque. Jugada que pueden acompañar los laterales.

El DC desde la parcela central, los SDD-SDI por todas las partes. Los tres buscan el área, pero los caminos son diferentes. El delantero centro ejerce de ‘9’ clásico. Su función es el remate y la definición. Lo hace ocupando espacios en el área. Todo lo contrario a los segundos delanteros. Los SDD-SDI se mueven con libertad de movimientos. De dentro hacia afuera y de fuera hacia dentro, pero siempre buscando la finalización en el área. Desmarques, pases al hueco a la espalda de los centrales y zonas laterales del área, 1Vs1 y disparo. La jugada ofensiva la generan ellos y la acaban ellos. La pegada debe ser una de las diferencias. Los tres delanteros deben sacar partido a su posicionamiento para finalizar jugadas en muchos casos con disparos desde fuera del área.

Táctica con pocos centros al área, las contras se adaptan a la perfección a este sistema.

[wpvideo 3iUWLhF7]

La 4-3-2-1 es una formación en la que las bandas se encuentran en manos de los laterales. Su incorporación al ataque genera espacios y situaciones de peligro a sus espaldas, que deberán ser cubiertas por los MC-MC, pero incrementan la superioridad en jugadas de ataque. Creación por dentro y finalización por fuera con un centro al área desde el lateral, convertido en extremo, para el remate de cualquiera de los tres delanteros.

Otras opciones para la ocupación de las bandas es que sean los volantes interiores (MC izquierdo y MC derecho) los que basculen –imagen 2– a las bandas. Otra es que sean los SDD y SDI los que –imagen 3– caigan a los laterales como si fueran extremos.

En El Rincón de Chava te aconsejamos que sean los lateralesimagen 1– los que asuman esa responsabilidad.

El delantero siempre es una figura importante en toda formación, y mucho más en la 4-3-2-1 que se configura con tres, aunque dos ejerzan como SDI y SDD. Tres figuras pero dos posiciones, estilos y atributos diferentes que se complementan entre sí. Serán las tres posiciones en las que más te conviene invertir.
En el caso del DC la Aceleración y Velocidad son secundarias. Nos interesan atributos como la Definición, Posicionamiento, Equilibrio, Precisión de cabeza, Salto y Fuerza.

En el caso de los segundos delanteros –SDD y SDI– buscamos jugadores de un ritmo y energia alta. Miramos otros conceptos como Aceleración y Velocidad, Tiros lejanos, Agilidad, Control de balón y Regate.

Instrucciones de Jugador, tipos de jugador y Táctica Personalizada para un Juego Vertical

Os detallamos una táctica pensada para un juego vertical y rápido hacia las posiciones de los SDI-DC-SDD. Buscamos creación de oportunidades y remate. Los laterales acompañan el inicio de la jugada y los centrocampistas hasta tres cuartos de campo.

  • DFC-DFC

Instrucciones básicas.

  • LD-LI

Ataque Equilibrado y Avance, para que su avance sea por fuera. Puedes optar por una actitud más defensiva con Quedarse atrás al atacar.

  • MC central

Ante la ausencia de MCD, el MC central ejercerá de ancla defensiva del equipo. Sus instrucciones Marcaje del centro, Conservar la posición, Intercepciones normales y Esperar rechace. Dado que su punto de partida es más adelantado que un MCD y queremos que en ataque su posición sea más retrasada que la de sus compañeros, elegimos Distancia entre defensas.

  • MC-MC

Los MC-MC que flanquean al MC central tienen, por igual, la obligación de acompañar el ataque como de defender. Serán jugadores con capacidad ‘box to box’. Como punto de partida apostamos por Ataque Equilibrado, Esperar Rechace, Intercepciones Normales y Marcaje de las bandas. Elegiremos Conservar la posición buscando su presencia en la zona central.

  • SDD-SDI

En esta táctica daremos mucha importancia a los segundos delanteros en el juego ofensivo y a su movilidad. Por ello Vía de ataque equilibrado, con la que facilitar su diferente posicionamientos en todo el frente de ataque así como zonas de remate en el área, y Desmarcarse.

Por ello Desmarcarse y Vía de ataque equilibrada para que ataquen tanto por el centro como por las bandas. Puedes optar por Abrirse a las bandas pero ello te puede hacer perder presencia en la frontal y ocupar los espacios de los laterales en ataque.

  • DC

Como ya hemos dicho antes, buscamos un DC que ocupe la parcela central. Por ello Quedarse en el centro y Desmarcarse.

La 4-3-2-1 es una formación en la que buscamos un juego vertical, de pocas transiciones. En El Rincón de Chava nos inclinamos por un Estilo Ofensivo Equilibrado. También admite muy bien Balones en largo.

No buscamos en ataque la amplitud sino jugar por dentro. Por ello Anchura 6 y como tenemos tres delanteros sobre el campo Jugadores en el área 6.

De inicio vamos a apostar un Estilo Defensivo Equilibrado. Para que funcione mejor optaremos por una Profundidad 6 tratando de que el equipo se posicione en el centro del campo, así como una Anchura 7. Sin jugadores de banda abrimos el equipo para hacer más sencillas las coberturas hacia el exterior, aunque ello separe a nuestros jugadores. Puedes optar por todo lo contrario, por reducirla –Anchura 4– para hacerte fuerte por dentro, aunque entregando la banda a tu rival.