Táctica 3-4-3

Táctica 3-4-3

Frágil en defensa y versátil en ataque, así es la formación 3-4-3, un dibujo que se gesta como la evolución ofensiva del 4-3-3 de la escuela holandesa, aquella que comenzó con el Ajax de Rinus Michels y que pasó a la historia con la Holanda del 74. Fueron los años de la Naranja Mecánica, del fútbol total, del concepto de que ningún futbolista tiene una función y posición fija sobre el césped, lo que exige una gran capacidad técnica y táctica y que genera en el rival una enorme complicación en la fijación de las marcas. Una idea que llegó a España de la mano de Johan Cruyff, que ya en el Barcelona empezó a experimentar con un 3-4-3, gracias a la presencia de un jugador como Koeman, y que quiso llevar a límite Guardiola en su Barcelona con un 3-4-3 sin extremos puros, sin delantero centro y plagado de centrocampistas.

Formación poco empleada en el fútbol real, permite tanto un juego directo como un juego más en posesión gracias a las posiciones que existen sobre el campo.

La 3-4-3 parte de una defensa de tres formada por los DFC-DFC-DFC. El doble pivote lo forman un doble MC-MC, lo que puede generarte problemas defensivos. La potencia de esta formación la encontramos en banda. Además de los MD-MI, por delante los ED-EI. Arriba, el delantero centro (DC).

La 3-4-3 es una formación claramente ofensiva en cuya fase atacante llegan a intervenir en campo contrario todos los jugadores salvo los tres centrales. Una fase a la que debes aprender a sacar el máximo rendimiento posible. Y ello parte de la correcta gestión de los jugadores de banda y el equilibrio entre el juego vertical y la posesión.

Con dos extremos sobre el campo (ED-EI) el punto de partida en ataque es la verticalidad con el objetivo de sacar el mayor provecho posibles a ambos jugadores. Rapidez en las transiciones para hacer llegar el esférico a posiciones de extremos. Búsqueda de línea de fondo para centro y diagonal al área en busca del disparo. Dos opciones en busca del gol. El DC, al remate.

De inicio se busca la rapidez en la transición. En caso de no ser posible, segunda fase de ataque. Elaboración. Para ello contamos con los MC-MC y el apoyo de los MI-MD. Descartamos la profundidad en los MD-MI y priorizamos el apoyo en corto en zonas de centro del campo. Comenzamos la gestión de la jugada más en corto. La labor del DC como falso 9 ayudará en la circulación del balón. Se avanza paso a paso.

Una opción interesante es que el DFC central se convierta en ataque en líbero. Paso adelante para acercarse a los MC-MC durante la salida de balón.

FIFA nos presenta la 3-4-3 con un doble MC-MC. De partida no existe la figura del mediocentro defensivo. Dado que es una formación que, aunque no rehuye la elaboración y la posesión, no está pensada en largas posesiones y gestiones pausadas de balón, lo más interesante es buscar dos MC-MC en los que destaquen los atributos físicos.

Necesitamos dos jugadores en el centro del campo que, siendo capaces de mover la pelota con cierta calidad, dispongan de la suficiente resistencia como para abarcar amplios espacios. Resistencia, Fuerza, Agresividad, Anticipación, Intercepciones, Entradas o una capacidad de trabajo Alto/ Alto son algunos de los atributos a priorizar.

Instrucciones de Jugador, tipos de jugador y Táctica Personalizada

Buscamos una táctica que nos permita sacar el máximo partido posible a nuestros jugadores de banda. Verticalidad aunque sin olvidar la posesión.

  • DFC-DFC-DFC.

Tres centrales. Instrucciones básicas. Al DFC que ocupa la posición central puedes optar por la instrucción Unirse al ataque para que en faceta de posesión se acerque a los MC-MC.

  • MC-MC.

Doble pivote, obligados a construir y destruir por igual. Sus instrucciones de juego pasarán por Conservar la posición, Quedarse atrás al atacar y Marcaje del centro. Además Intercepciones Normales y Esperar al rechace.

  • MI – MD.

En sus instrucciones de juego destaca Quedarse en banda pues queremos que mantengan la posición. Escogemos Jugar en corto para que ayuden a nuestros MC-MC cuando la jugada requiera elaboración. Intercepciones Normales, Esperar rechace y Bajar a defender.

  • ED-EI.

Sus instrucciones serán Desmarcarse y Remates y rechaces. A la hora de moverse vamos a escoger Ataque Equilibrado para que busquen el área tanto por dentro como por fuera.

  • DC.

Sus instrucciones son Quedarse en el Centro y Falso 9 , lo que ayudará en salida de balón, crear espacios y movilidad junto a los extremos.

Escogemos un Estilo Defensivo Equilibrado con Anchura 7 u 8 de 10 para que los centrales basculen a la banda y una Profundidad 5 o 6 de 10.

Optamos por un Estilo Ofensivo Equilibrado que nos va a permitir jugar tanto en largo como en corto.

Una formación para aprovechar la anchura del equipo en ataque –Anchura 8 de 10–. En ataque Jugadores en área 2 o 3 de 10 para que los extremos partan en jugada desde fuera del área, creando más espacios.

En Córners 3 de 5 y Faltas 3 de 5.