Zinedine Zidane y el Real Madrid – Tácticas FIFA 23

Zinedine Zidane y el Real Madrid – Tácticas FIFA 23

abril 22, 2023 Desactivado Por soyChava

En Zinedine Zidane y el Real Madrid – Tácticas FIFA 23 recordamos al Real Madrid de Zinedine Zidane, el estilo de juego del técnico francés y su equipo, sus jugadores y explicamos cómo sería desarrollarlo en tu equipo FIFA, con especial atención al equipo de la 2015-2016 ganador de la Champions League 2016. Puedes encontrar otros modelos tácticos reales para personalizar tu equipo Fifa enLa Pizarra de… Personaliza tu equipo Fifa 23‘.

Publicidad

Apenas año y medio sumaba Zinedine Zidane en un banquillo de primer nivel y en su currículo ya tenía dos Champions League y una Liga. El francés, ídolo del Bernabéu como jugador, se convirtió en ídolo de los banquillos. Dos etapas diferentes en el Real Madrid. Dos Supercopas de España, dos Supercopas de Europa, dos Ligas, dos Mundiales de Club y tres Champions League (2016, 2017 y 2018) de manera consecutiva, algo que hasta entonces nadie había conseguido. Los títulos hablan por sí mismos de Zinedine Zidane.

Publicidad
Zinedine Zidane y el Real Madrid

Trayectoria

Apenas contaba en su currículo con una temporada como segundo de Ancelotti (2013-14) y dos discretas temporadas en el filial Real Madrid Castilla (2014-2016) pero fue el elegido en enero de 2016 cuando se despedía a Rafa Benítez, que no había convencido. Su sobrio estilo de juego y su empeño por convertir a Bale en el nuevo referente del equipo, en detrimento de Cristiano, no funcionaron. La primera decisión de Zidane fue básica. A su llegada recuperó el plan de Ancelotti que tanto conocía. Volvió la 4-3-3 y la titularidad «innegociable» de Benzema, Bale y Cristiano. La BBC.

Su estilo pronto dejó entrever aquellos entrenadores con quien había compartido experiencias. De Vicente Del Bosque aprendió la importancia de la gestión de grupos, el respeto a la vieja guardia, las jerarquías y el grupo. De Carlo Ancelotti la tranquilidad y la idea de sacar la pelota desde atrás para jugar en campo contrario. Pero si hay un entrenador que se aprecia en Zidane ese es Marcelo Lippi, su entrenador en la Juventus. Equilibrio y bloque defensivo, ayudas, compromiso defensivo… y portería a cero. Son el punto de partida que siempre anhelaba Zidane para su equipo.

Puedes leer el análisis Marcelo Lippi y Juventus

Rápidamente llegaron los títulos con Zidane. Uno de los más apreciados, la  ‘Undécima’, la Champions League 2016 ante el Atlético de Madrid. La 4-3-3 funcionaba aunque Zidane se encontraba con los mismos problemas de Ancelotti, la nula implicación de Cristiano, Benzema y Bale en tareas defensivas. El equipo se hacía demasiado largo y se partía.

Publicidad

No sabía como cambiarlo. La figura y la impronta de Bale en la BBC era demasiado pesada, pero las lesiones del galés le dieron la solución. Entró Isco en el once y el equipo se redibujó en una 4-1-2-1-2 en Rombo Cerrado. El equipo mejoró su equilibrio, aumentó sus registros de juego mezclando juego directo y de posesión con compromiso defensivo. Y su mejor versión se vivió en la Final de la Champions League 2017 ante la Juventus. Una fórmula que alternaría en la 2017-18 junto a su clásica 4-3-3. La primera con Isco, la segunda con Bale. Ambas en la final de la Champions League 2018 en la que superó al Liverpool. Fue la despedida en su primera etapa, cansado de un vestuario ya complicado de dominar. legaría una segunda etapa. Dos años. Ganó la Liga 2020, pero ya nada era lo mismo. El juego del equipo, sin Cristiano, no tenía la misma impronta.

Publicidad
Zinedine Zidane y el Real Madrid 2016-17. Once tipo

Once tipo Real Madrid 2016-17

Zidane, como Ancelotti, arrancó su etapa en el Real Madrid con una 4-3-3, con la BBC (Bale, Benzema y Cristiano) como protagonista, pero el Real Madrid 2016-17 acabaría evolucionando a una 4-4-2, concretamente a una 4-1-2-1-2 en Rombo Cerrado.

El equipo perdió un extremo sin Bale, pero no por ello la verticalidad. Marcelo y Carvajal pasaron a ser dos carrileros. Casemiro, Kroos y Modric siguieron ocupando el centro del campo con Isco como nuevo compañero en la mediapunta. Cristiano se acercó al área como un delantero y Benzema siguió moviéndose con total libertad por el área.

Un gran once y un banquillo para cambiar el partido con James Rodríguez, Asensio, Lucas Vázquez, Kovacic

Publicidad
Zinedine Zidane y el Real Madrid. Once Tipo 2015 - 2016

Real Madrid 2017 – 2018

Se estrenó Zidane recurriendo y recuperando lo que conocía de manos de Ancelotti, la 4-3-3 y la titularidad innegociable de la BBC. Cuando Bale no estuvo aquejado por las bajas, la recuperó siempre. Tanto en la 2015-16 como en la 2017-18 el once tipo de Zidane fue perfectamente reconocible.

Con Keylor Navas en portería, Carvajal ganó la partida en el lateral derecho a Danilo. Marcelo indicutible. Sergio Ramos fue cambiando su pareje. De Pepe a Varane. En el centro del campo Casemiro, Kroos y Modric no dejaban hueco a nadie. El ataque era para Cristiano, Benzema y Bale. Jugadores como Isco, James o Kovacic lo tuvieron difícil.

Publicidad
Zinedine Zidane y el Real Madrid. Once Tipo 2019 - 2020

Real Madrid 2019-2020

 No tardó en volver Zidane al Real Madrid. Tras los ceses de Julen Lopetegui y Santiago Solari tomaba las riendas del equipo merengue a finales de la 2018-2019 para ser de nuevo el líder del equipo ganando la Liga 2020 y la Supercopa de España. Volvió de su cesión James  para no tener protagonismo, el mismo que fue perdiendo Gareth Bale. No confió en Militao como central ni fue capaz de integrar a Jovic, que venía del Eintrach como uno de los goleadores más prometedores de Europa. Llegó Mendy para tomar el relevo de Marcelo y el gran fichaje aquel verano fue Hazard. Duró poco. Llegó con sobrepeso y cuando quiso entonarse empezó su calvario con las lesiones. Un equipo protagonizado de nuevo por su vieja guardia y en el que fueron entrando Vinicius y Valverde.

Publicidad

Zinedine Zidane y el Real Madrid 2016-17. Ataque

Ataque

Sin extremos y con cuatro centrocampistas aparecen otros registros en el juego como la posesión. Mandan los mediocentros –Casemiro, Kroos, Modric e Isco– y adquieren especial relevancia los laterales como salida vertical por banda. Siempre la tuvieron pero ahora no tienen que doblar extremos. Marcelo y Carvajal (LI-LD) pasan a ser carrileros. En ataque, llegada hasta línea de fondo. Son los que ponen los centros. Doblan a los centrocampistas por fuera, generando amplitud.

El pivote defensivo no es el primer paso en la salida del balón. Casemiro no construye, sale de la zona creación y crea espacios para sus compañeros. Son Kroos y Modric (MC-MC) los que basculan, dando un paso hacia atrás para iniciar la jugada. Llevan la pelota desde sus dominios hacia los del rival. Se avanza en posesión de pelota. El movimiento de balón puede ser vertical pero también horizontal. Se mueve el balón hacia zonas laterales pero también verticales. Isco (MCO), figura libre en el esquema, avanza y retrocede, se mueve por todo el frente de ataque.

Libertad que también goza Benzemá. El francés no espera en el área, sino que se descuelga, participa del juego y genera espacios. La referencia arriba es Cristiano, aunque con libertad para caer a banda y buscar sus antiguos espacios como extremo.

Publicidad

Zinedine Zidane y el Real Madrid 2016-17. Zona de Creación

Zona de creación

El movimiento de los jugadores permite generar una zona de creación y juego en campo rival donde el Real Madrid acumula efectivos. Kroos, Modric, Carvajal, Isco, Marcelo, Cristiano, Benzema e incluso Casemiro participan del juego. Un espacios de pases, tanto interiores como exteriores. Diferentes registros de juego.

Publicidad
Zinedine Zidane y el Real Madrid 2016-17. Presión tras pérdida

Defensa

Del posicionamiento de ataque surge el posicionamiento defensivo. El equipo aprovecha su posicionamiento inicial en campo rival para ejecutar presión tras pérdida de pelota. Kroos, Modric e Isco son los encargados de prestar las ayudas tanto por dentro, donde participa Casemiro, como por fuera, donde hay que recordar que los laterales se sitúan en posiciones altas.

Ramos y Varane arriesgan con muchos metros a sus espaldas. Dos centrales expeditivos capaces de arriesgar con muchos metros a la espalda. Ambos son veloces.

Publicidad

Zinedine Zidane y el Real Madrid 2016-17. Defensa Bloque Bajo

Bloque Medio-Bajo

El equipo no insiste en una presión alta. No tiene físico para ello. La faceta defensiva del Real Madrid 2016-17 continúa con el posicionamiento del equipo en 4-4-2 en bloque Medio-Bajo, una propuesta que Zidane aprende de Ancelotti y Marcelo Lippi. Las piezas se reposicionan buscando el equilibrio. La clave, el MCO. Su desplazamiento a una de las dos bandas permite al equipo reposicionarse y formar en dos claras líneas de cuatro. El equipo reduce los espacios.

Instrucciones de Jugador y Táctica Personalizada para Zinedine Zidane y el Real Madrid – Tácticas FIFA 23

Vamos a tratar de desarrollar el estilo de juego del Real Madrid 2016-17 con una 4-1-2-1-2 en rombo cerrado, con un estilo de juego equilibrado, movilidad de ambos delanteros, sin referencia fija y posicional en el área. En defensa, presión tras pérdida.

Varane – Sergio Ramos (DFC – DFC)

Unirse al ataque y Avance

Carvajal (LD)

Ataque equilibrado y Avance.

Marcelo (LI)

Unirse al ataque y Avance.

Casemiro (MCD)

Cortar líneas de pase, Ataque equilibrado, Intercepciones normales, Marcaje del centro y Conservar posición.

Kroos – Modric (MC – MC)
Ataque equilibrado, Esperar rechace, Intercepciones normales, Conservar la posición y Marcaje de las bandas.

Isco (MCO)

Libertad de Movimientos, Esperar al rechace y Bajar a Defender.

Cristiano (DC)

Abrirse a las bandas y desmarcarse.

Benzema (DC)

Falso 9 y Vía de ataque equilibrada.

Ataque

Zidane no renunciaba a la pelota ni a la posesión, pero tampoco a la contra y la verticalidad. Por ello Plan de Juego Equilibrado. Creación de Oportunidades Equilibrado, aunque también podemos optar por la Posesión. Anchura 80 de 100 y Jugadores en el área 4 de 10. El Madrid de Zidane no acumula efectivos en el área.

Defensa

De inicio vamos a apostar un estilo defensivo Presión tras pérdida. Se busca para evitar la contra pero el equipo no insiste en la presión alta. A partir de ahí el equipo repliega. Por ello Profundidad 60 de 100 y Anchura 50 de 100.