‘La Brujita’ Verón

‘La Brujita’ Verón

julio 30, 2022 0 Por soyChava

Fue uno de los grandes nombres del fútbol de finales de los 90 e inicios del 2000. Juan Sebastián ‘La Brujita’ Verón, el mediocentro argentino que se dio a conocer en el Parma de los 90 y se erigió como uno de los protagonistas de la Lazio de Sven Goran Eriksson. Jugador creativo, de carácter y mucha personalidad. Jugador de amores y odios. Su fútbol y personalidad despertaba tantos amores como odios. Era un jugador especial. Y en El Rincón de Chava nos gustan este tipo de jugadores. Los que no dejan indiferentes.

Os contamos quién y cómo jugaba ‘La Brujita’ Verón y qué tipo de jugador encontraréis en su versión Icono en FIFA. Un buen representante para Legendarios de eFootball.

'La Brujita' Verón

Nació con el fútbol en la sangre. Hijo de Juan Ramón ‘La Bruja’ Verón, una leyenda de Estudiantes de la Plata, ‘La Brujita’ Verón debutó en Estudiantes en 1994 en fútbol argentino que entonces despuntaba. Jugó muy poco en Boca, pero lo suficiente para que la Sampdoria captara su talento. El Calcio -Serie A- era entonces la liga más potente. Y en Italia se vio su mejor fútbol.

Dos años en la Sampdoria y uno en el ‘gran’ Parma de los 90. En un año ganó la Copa de Italia y la UEFA. Mediocentro puro, Alberto Malesani le colocó de enganche en su 3-5-2. Se movía con libertad.  Se entendía a la perfección con Chiesa y Hernán Crespó. Y de Parma, a Roma, a la Lazio, donde se vería su mejor versión. En aquel momento su fútbol alcanzó un nivel capaz de discutirle a Zidane su hegemonía en el fútbol italiano.

Aquella 1999-2000 alcanzó la cima. Sven Goran Eriksson sacó su mejor fútbol tras su primera etapa con el argentino en la Sampdoria años atrás. En un centro del campo junto a Cholo Simeone -en ocasiones Almeyda- y en un equipo con Sergio Conceiçao, Nedvev, Marcelo Salas o Simone Inzaghi, fue el eje de todo. ‘La Brujita’ Verón, siempre un paso por delante en aquella 4-4-2, era el cerebro del equipo. El fútbol italiano de adaptaba a la perfección a su estilo. Nunca corrió más de lo necesario Verón, un jugador de trote lánguido. Era lento, no rompía líneas por cambios de ritmo. No era su fútbol. Su juego estaba en un par de metros. Lo suyo era tener la pelota en el pie, pedirla y darle sentido a una jugada que ya había dibujado en su cabeza. Dominaba el pase, el corto y el largo, lideraba en el campo por juego un carácter, esa personalidad de jugador argentino entonces tan apreciada. En su pie tenía un guante cuando se trataba de domar el balón, y un cañón cuando se trataba de disparar a puerta.

Génova, Parma, Roma y Manchester. Porque en 2001 Fergusson le eligió como fichaje estrella para su Manchester United. Fue un error por parte de todos, del jugador y el entrenador. Entonces en la cima del fútbol, en Inglaterra nunca se adaptó. Su fútbol no estaba ‘diseñado’ para una Premier mucho más rápida que su caminar. Se equivocó Fergusson. El escocés quería cambiar su 4-4-2 habitual por el más moderno entonces 4-2-3-1. Y quería a Verón como MCO por delante de Scholes y Keane y como enganche de Van Nistelrooy. Nunca funcionó. Probó suerte en el Chelsea e Inter pero su fútbol no se recuperó.

Acabó su aventura por Europa y 10 años después volvería a su casa, a Estudiantes de la Plata, donde levantaría la Libertadores. En su casa ‘La Brujita’ Verón no tiene discusión. Es un ídolo merecido.

'La Brujita' Verón

'La Brujita' Verón 'La Brujita' Verón 'La Brujita' Verón

En Verón vais a encontrar un mediocentro puro, quizás demasiado lento -Velocidad y Aceleración- para aquellos a los que les gustan los jugadores físicos. Jugador de Ritmo lento pero interesante para formaciones como la 4-2-3-1, ejerciendo de doble pivote como jugador creativo, en 4-4-2, en 4-3-1-2, 4-1-2-1-2 Rombo Cerrado o en 4-1-3-2, formando como MC en un rombo menos pronunciado. El argentino es un jugador para tener el balón -destaca en general en estadísticas como la Visión, Efecto, Pase Corto y Pase Largo- y usarle como constructor de juego. Un MC para acercarle al área gracias a su disparo. Por Posicionamiento, Potencia y Disparo Largo, es una interesante opción como lanzador desde media y larga distancia.

No es un jugador especialmente ágil ni ligero en sus movimientos, no romperá líneas en contrucciones pero te asegura un buen manejo del balón gracias a su Control de Balón, Regate y Compostura. Falla en tareas defensivas, aunque le sobre Agresividad. Reconvertirle a MCD o a MCO no es una buena opción. No está hecho para ninguna de esas posiciones, pero aunque muchos le descartan porque no es velóz, Verón es un muy buen MC para aquellos a los que les gusta tener la pelota y el manejo del juego.