Personaliza tu FIFA 20 como… La pizarra de Zinedine Zidane y el Real Madrid 2016-17

Personaliza tu FIFA 20 como… La pizarra de Zinedine Zidane y el Real Madrid 2016-17

mayo 2, 2020 0 Por soyChava

Apenas año y medio sumaba en un banquillo de primer nivel y en su currículo ya aparecían dos Champions League y una Liga. En las tres temporadas (2015-16 a la 2017-18) que duró su primera etapa en el Real Madrid lograría una Liga, dos Supercopas de España, dos Supercopas de Europa, dos Mundiales de Club pero sobre todo tres Champions consecutivas (2016, 2017 y 2018), algo que nadie había conseguido.

Los títulos hablan por sí mismos de Zinedine Zidane, un entrenador que llegó como recambio de urgencia por el despido de Rafa Benitez (enero de 2016), un técnico que no fue capaz de convencer. Se sentó en el Bernabeu sin trayectoria, experiencia ni estilo propio como entrenador. Tres años después se marcharía con la Champions -la tercera- bajo el brazo agotado por un vestuario que ya se veía incapaz de dominar.

Apenas una temporada como segundo de Ancelotti (2013-14) y dos discretas temporadas en el filial Real Madrid Castilla (2014-2016). Eran su bagaje como entrenador a su llegada a un Bernabeu donde Benítez no había convencido. Su 4-2-3-1, su rácano estilo de juego y su empeño por convertir a Bale en el nuevo referente del equipo, en detrimento de Cristiano, como segundo delantero no funcionaron.

La primera decisión de Zidane fue básica. A su llegada recuperó el plan de Ancelotti que tanto conocía de su etapa con el italiano. Volvió el 4-3-3 y la titularidad «innegociable» de Benzema, Bale y Cristiano.

Su estilo pronto dejó entrever aquellos entrenadores con quien había compartido experiencias. De Vicente Del Bosque aprendió la importancia de la gestión de grupos, el respeto a la vieja guardia, las jerarquías y el grupo. De Carlo Ancelotti, con quien fue segundo, aprendió la tranquilidad y la idea de sacar la pelota desde atrás para jugar en campo contrario. Perosi hay un entrenador que se aprecia en Zidane ese es Marcelo Lippi, su entrenador en la Juventus. Equilibrio y bloque defensivo, ayudas, compromiso defensivo… y portería a cero. Son el punto de partida que siempre anhelaba Zidane.

El 4-3-3 funcionaba sobre el césped. Llegó la ‘Undécima’ Champions en Milan ante el Atlético de Madrid. Sin embargo no terminaba de dar con la clave. El sistema no era lo malo. La ejecución sí. Bajo ese dibujo Zidane se encontró con los mismos problemas de Ancelotti, la nula implicación de Cristiano, Benzema y Bale en tareas defensivas. El equipo se hacía demasiado largo y se partía con frecuencia. Pero las lesiones de Bale le dieron la solución. La entrada de Isco en el campo redibujó el equipo en un 4-3-1-2. Centrocampisto total. Empezó a verse su mejor versión, un equipo capaz de mezclar juego, compromiso defensivo y libertad ofensiva. Ahora sí era capaz de plasmar lo que él quería. Y su mejor versión se vivió en la Final de la Champions League 2016-17 ante la Juventus.

El equipo perdió un extremo con Bale, pero no por ello la verticalidad. Marcelo y Carvajal pasaron a ser dos carrileros. Ya sin extremos, la banda era suya por completo. Casemiro, Kroos y Modric siguieron ocupando el centro del campo pero encontraron un nuevo compañero en Isco en la mediapunta. Cristiano se acercó al área, más como un delantero nato que como el extremo que era antes, y Benzema siguió moviéndose con total libertad por el área.

Con cuatro centrocampistas aparece la posesión. Mandan los mediocentros –Casemiro, Kroos, Modric e Isco– y adquieren especial relevancia los laterales en la verticalidad. Marcelo y Carvajal (LI-LD) pasan a ser los extremos del equipo. En ataque, llegada hasta línea de fondo. Son los que ponen los centros.

El pivote defensivo no es el primer paso en la salida del balón. Todo lo contrario. Casemiro no construye, sale de la zona creación. Da un paso hacia adelante y crea espacios para sus compañeros. Son Kroos y Modric (MC-MC) los que dan un paso hacia atrás, hacia los centrales, para iniciar la creación de la jugada. Funciones de ‘box to box’ en posesión de pelota. Llevan la pelota desde sus dominios hacia los del rival, marcando el ritmo. Se lleva la posesión a campo contrario. Se buscan los cambios de orientación hacia zonas de laterales pero sobre todo la relación directa con el MCO, Isco, figura libre en el esquema. Isco se mueve por todo el frente de ataque, avanza y retrocede. Y en esa total libertad en tres cuartos aparece la figura de Benzemá. No espera en el área, sino que se descuelga para participar de la jugada. La referencia de partida es Cristiano, aunque con libertad a caer a banda y buscar sus antiguos espacios como extremo.

Sin embargo el equipo carece de referencia fija en el área. En ocasiones un problema no tener una refefencia. Demasiados centros laterales sin rematador.

Ataca el equipo en 4-3-1-2 y defiende en 4-4-2, como el antiguo Milan de Ancelotti. Recolocación de las piezas buscando el equilibrio. La clave, el MCO. Su desplazamiento a una de las dos bandas permite al equipo formar en dos claras líneas de cuatro. El equipo reduce los espacios.

Instrucciones de Jugador, tipos de jugador y Táctica Personalizada

Tratamos de imitar el Real Madrid 2016-17 con una 4-3-1-2 o una 4-1-2-1-2 en rombo cerrado, con un estilo de juego en posesión, movilidad de ambos delanteros, sin referencia clara y posicional en el área.

  • DFC-DFC

Unirse al ataque para que en faceta ofensiva den un paso adelante.

  • LD-LI

A Zidane le interesaba que sus laterales se unieran al ataque. Ataque equilibrado y Avance para que siempre sea pegados a banda. Puedes aumentar el nivel ofensivo con Unirse al ataque, aunque con un estilo ofensivo posesión no es aconsejable.

  • MCD

Defensa equilibrada, Intercepciones normales, marcaje del centro y Quedarse atrás al atacar.

  • MC-MC

El doble MC-MC deben participar en ataque y defensa por igual. Así Intercepciones normales y Marcaje de las bandas. En ataque Ataque equilibrado, Esperar rechace y Conservar la posición.

Bien es cierto que Modric, más físico que Kroos, tenía una mayor libertad para acercarse al área. Así puedes escoger para uno de los MC la instrucción Adelantarse.

  • MCO

Sus instrucciones de juego serán Libertad de Movimientos, Remate y rechace y Bajar a Defender para que en defensa ayude en el centro del campo formando una línea de cuatro.

  • DC-DC

Dos delanteros con funciones distintas.

En el caso de Benzemá sus instrucciones sería Falso 9 y Vía de ataque equilibrada.

En el caso de Cristiano es más complejo plasmar su juego. En ocasiones se dejaba caer a banda, en otras jugaba al desmarque gracias a su velocidad y en posesión era el delantero de área. Vía de ataque equlibrada y Ataque mixto.

Zidane no renunciaba a la pelota ni a la posesión, pero tampoco a la contra. Aún así apostamos por un Estilo Ofensivo Posesión, buscando los jugadores los apoyos en corto.

Tenemos una formación que se hace fuerte por dentro pero que emplea a sus laterales por fuera en ataque. Mantendremos una Anchura 6 de 10. Apostamos por un nivel de Jugadores en el área 2 de 10 para buscar la importancia de los MC, el juego y los disparos desde fuera del área. El Madrid de Zidane no acumula efectivo en el área.

De inicio vamos a apostar un estilo defensivo Equilibrado. Zidane buscaba que el equipo se replegara en la medular –Profundidad 7 de 10– . Los laterales y el marcaje de las bandas de los MC nos darán la anchura del equipo en defensa –Anchura 6 de 10-.