Martin Odegaard… El chico de la ‘manga larga’ aún tiene que crecer

Martin Odegaard… El chico de la ‘manga larga’ aún tiene que crecer

febrero 21, 2016 0 Por soyChava

El Barcelona tiene a Halilovic (19 años) y el Real Madrid a Martin Odegaard (17 años), dos de los jugadores más prometedores del fútbol europeo. O eso dicen. Aún deberán demostrarlo. Si Halilovic crece en el Sporting de Gijón, Odegaard lo hace en Segunda B en el Real Madrid Castilla en una decisión con mucho más criterio que las pretensiones iniciales del noruego de jugar -por contrato- en el primer equipo, donde aún no tiene sitio ni por fútbol ni por físico ni por nombre. Como ‘futura’ promesas no se puede vivir en el Real Madrid.

Si en agosto de 2014 se convertía en el jugador más joven en debutar en la Selección Absoluta Noruega, en enero de 2015 Odegaard fichaba por el Real Madrid después de un periplo por varios clubes europeos (United, City, Bayern…) que pretendían su fichaje y le invitaron a conocer sus instalaciones. Tras la ‘subasta’ optó por el Madrid. Y aunque debutó en el primer equipo -16 años- en el último encuentro de la temporada 2014-2015, su sitio estaba en el Real Madrid Castilla. Porque aún esta muy verde.

Porque sus pasos por el filial merengue -bien es cierto que es candidato a ascender a Segunda, donde el fútbol se mide de otra manera- no están siendo tan firmes como algunos esperaban. Su virtuosismo se pierde en una categoría donde los metros son reducidos, el barro habitual y las espinilleras muy necesarias. Entrenar con el primer equipo pero jugar con el filial tampoco ayudó en sus inicios merengues.

En Valdebebas entienden que aún es pronto no sólo para el primer equipo, sino incluso para cederle a un Primera donde empiece a volar más alto. Prefieren ‘reconstruir’ al noruego junto a Borja Mayoral o Marcos Llorente en La Fábrica.

Hasta el momento Odegaard es un futbolista de detalles, fogonazos, irregular e intermitente. Quizás a sus 17 años también sea lo normal. Su fútbol es talentoso, de regate firme, conducción pegada al pie, asistencia creativa… Pero Segunda B no es escenario para ello. Le falta táctica, colocación, físico y constancia en una posición, la de mediapunta, donde su candidez suele devorar a muchos. Canales fue buen ejemplo de ello.

De momento el chico de las ‘manga larga’ debe seguir progresando. Ágil -82- y buen regateador -79- su fútbol se reduce en la definición y se diluye en el apartado físico y defensivo. MCO puro -no es recomendable ni tumbarle a banda ni alejarle más allá de posiciones tras el delantero- sus próximos años quizás determinen hacia dónde pueda caminar. Aún es pronto para el noruego.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=yEgMfbegLTg]